Intendencia y Gobernación de Valparaíso interponen querellas por incidentes en manifestación de eventuales ¿Encontraste un error? Avísanos

Por N. Birchmeier Rivera

@PortalPortuario


La Intendencia de la Región de Valparaíso y la Gobernación de la ciudad interpusieron querellas criminales por los incidentes registrados en las últimas manifestaciones de la trabajadores eventuales.

Es así que el intendente regional, Jorge Martínez, y la gobernadora María de los Ángeles de la Paz, acudieron al Juzgado de Garantía de Valparaíso para deducir dos querellas criminales.

La primera de ellas, según explicó Martínez es contra contra el trabajador identificado como Gustavo Vega Olmos por agresiones a personal de Carabineros efectuadas durante el día 12 de diciembre, donde se realizaban manifestaciones cerca de la Plaza Sotomayor, donde “fue detenido por un carabinero y, en el momento de su detención agredió con un elemento corto punzante que sacó entre su ropa a un carabinero en repetidas ocasiones en el región torácica. Afortunadamente el carabinero se encontraba con chaleco antibalas o sino de lo contrario probablemente estaríamos lamentando otras consecuencias peores que las de ese minuto”.

“Al llegar dos carabineros más a apoyar al carabinero que yacía en el suelo sufriendo estas agresiones violentas también fueron agredidos por la persona contra quien nos estamos querellando y consideramos nosotros que a lo menos se trata del delito de obra a Carabineros que está sancionado en el ordenamiento jurídico y que insistimos que se puso en riesgo la vida de un carabinero, cosa que no vamos a permitir en ninguna parte y menos en nuestra región de Valparaíso, así que hemos deducido una querella criminal en su contra”, indicó la autoridad regional.

En tanto, el intendente señaló que la segunda querella es contra “quien resulta responsable por los delitos de desordenes públicos graves ocurridos principalmente en la madrugada del día de hoy”, donde se registraron barricadas en el sector de La Pólvora y en otros puntos de la ciudad, además acusar el uso de bombas molotov que fueron lanzadas desde las dependencias del Sindicato de Estibadores contra sectores de la Empresa Portuaria Valparaíso.

“Evidentemente estamos hablando de delitos graves, de una gran connotación social, que va mucho más allá de las escaramuzas que durante días anteriores la Gobernación con Carabineros han estado controlando en ese sector y esto está escalando a modalidades delictuales que no vamos a permitir en la región”, afirmó la figura regional.

“Le queremos garantizar a la población que sin perjuicio de las conversaciones que tienen los trabajadores eventuales con el Terminal 1 de Valparaíso, respecto al conflicto laboral en que se encuentran, que afortunadamente desde hace dos días por la intermediación y la facilitación que ha hecho el Ministerio de Transportes, Ministerio del Trabajo, la Empresa Portuaria Valparaíso, la Intendencia y la Gobernación se han podido sentar en una mesa y están buscando acuerdos que todavía no logran pero que seguimos llamando a buscar estos acuerdos, pero sin perjuicio de eso no vamos a tolerar que se afecte gravemente el orden público”, enfatizó Martínez.

En tanto la gobernadora provincial María de los Ángeles de la Paz hizo un llamado a los dirigentes portuarios a que no interfieran con el orden público durante su movilización.

“Hemos trabajado de la mano con ellos para poder sentar las bases de negociación, pero por sobre todo la mantención del orden público. Y en ese sentido queremos que tanto a los locatarios como a los ciudadanos de a pie, a los estudiantes y a todos los que estamos en la ciudad de Valparaíso garantizar el orden público, pero por sobre todo la tranquilidad”, resaltó la gobernadora.

“Esperamos que no se repitan situaciones como las de hoy en la mañana. Esta es una situación compleja que a todos aqueja. Los portuarios también lamentan las situaciones de orden público pero el llamado es a ellos, con quienes he conversado personalmente a que llamen a sus bases a deponer ese tipo de conductas que son muy complejas, que ponen en riesgo la salud misma de ellos. Y por supuesto queremos asegurarles a los locatarios, tener una ciudad tranquila y que puedan desarrollar sus actividades propias ahora que se acerca la Navidad”, acotó de la Paz.