Jan De Nul utiliza biocombustible de segunda generación durante dragado en Puerto de Hamburgo ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Por primera vez en Alemania,  Jan De Nul Group utiliza únicamente biocombustible de segunda generación para trabajos de dragado de mantenimiento en el Puerto de Hamburgo.

La dragadora indicó que este combustible no contiene petróleo, sino aceite de desecho vegetal procesado como materia prima, totalmente en línea con los principios de una economía circular sostenible.

Las operaciones son llevadas a cabo por dos dragas de tolva de succión. Se trata de las naves Kaishuu y Alexander von Humboldt.

Las obras de dragado, que comenzaron en junio, terminarán en diciembre de 2021, asegurando así la accesibilidad a numerosas terminales importantes en complejo portuario alemán.

Gracias al uso de biocombustible durante estas obras, las emisiones de material particulado y compuestos de azufre también se reducen significativamente, ya que la combustión es mucho más eficiente que con el diesel convencional.

“Ya hemos utilizado este biocombustible sostenible para varios de nuestros buques en el Benelux y el Reino Unido”, explicó Michel Deruyck, Jefe del Departamento de Energía.

“La descarbonización está en la parte superior de la agenda de Jan De Nul y cuenta con el respaldo de toda la empresa, tanto comercial, operativa y técnicamente. Siempre nos esforzamos por ir más allá de lo que se nos impone. Vamos a cero”, añadió.

Las obras de dragado son indispensables para garantizar la accesibilidad del Puerto de Hamburgo y sus terminales. Ésta es la única forma de garantizar que las mercancías puedan ser transportadas al interior del país en embarcaciones marítimas, que son especialmente respetuosas con el medio ambiente en comparación con otros modos de transporte. Muchos cientos de kilómetros que no tienen que ser recorridos en camión o tren son una contribución significativa a la protección del clima.

A nivel mundial, los trabajos de dragado de mantenimiento se encuentran entre las tareas más importantes de los grandes puertos marítimos. El hecho de que ahora esta importante tarea se pueda ejecutar de manera más sostenible es un hito ya que las medidas tomadas permitirán ahorrar alrededor de 45.000 toneladas de CO 2 este año.

Actualmente no existe una obligación contractual de utilizar combustibles climáticamente neutros porque aún no están disponibles en los puertos marítimos del norte de Alemania. Por lo tanto, los barcos viajan regularmente a Eemshaven en los Países Bajos para recoger el combustible.


 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos