Japón: Avanzan planes para albergar a delegaciones y turistas en cruceros durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ¿Encontraste un error? Avísanos


Las autoridades japonesas están avanzando con los planes para desplegar cruceros para albergar a turistas y delegaciones participantes de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

Según consigna The Japan News, las autoridades locales tiene previsto permitir a estos “hoteles flotantes” estar anclados en la Bahía de Tokio para aliviar la escasez de alojamiento durante los eventos deportivos.

Se espera que unos 10 millones de personas visiten la capital japonesa durante los Juegos de Tokio de 2020, incluidos los relacionados directamente con el evento y los turistas nacionales y extranjeros.

El Instituto de Investigación Mizuho estima que Tokio verá una escasez de hasta 14.000 habitaciones de hotel en agosto de 2020, debido especialmente a la creciente demanda de alojamiento de los japoneses. Sin embargo, el instituto de investigación dice que la construcción de más hoteles no es “efectiva” al considerar la demanda fuera de este período.

De este modo, los gobiernos central y locales han avanzado en la selección de los grandes cruceros que se utilizarán y en el establecimiento de normas legales para llevar a cabo esta iniciativa.

En la actualidad, se están llevando a cabo preparativos detallados para la introducción de barcos hoteleros en cinco lugares, incluidos el Puerto de Tokio y el Puerto de Kawasaki.

El gobierno de la ciudad de Yokohama anunció en junio del año pasado que JTB Corp. había fletado el crucero Sun Princess para operar como barco de hotel.

El gobierno metropolitano de Tokio, por su parte, seleccionó a MSC Cruises SA como operador de hoteles y está negociando con la compañía con sede en Suiza para utilizar el gran crucero MSC Lirica, con 992 habitaciones.

Mientras que el gobierno de la ciudad de Kawasaki planea reclutar un crucero con aproximadamente 900 habitaciones, mientras que el gobierno de la ciudad de Kisarazu en la Prefectura de Chiba planea atracar un barco de hasta 50,000 toneladas después de que el gobierno de la prefectura desarrolle instalaciones portuarias y portuarias.

En tanto, el gobierno central está trabajando para establecer las instalaciones físicas y las normas legales necesarias para transformar los grandes buques de pasajeros en hoteles.

Muchas de las habitaciones de los grandes cruceros carecen de ventanas para dejar pasar la luz y otros muebles requeridos por la Ley de Posadas y Hoteles.

El gobierno también facilitó regulaciones, como el requisito para que los miembros de la tripulación desembarquen en Japón, al revisar las regulaciones de aplicación de la Ley de Control de Inmigración y Reconocimiento de Refugiados en septiembre del año pasado.

El gobierno metropolitano ha pedido a las compañías de cruceros que obtengan las licencias japonesas necesarias para garantizar que los miembros de la tripulación que cocinan y limpian a bordo cumplen con los requisitos japoneses.

Las medidas como instalar tanques sépticos en tierra y conectar tuberías de aguas residuales también serán necesarias para garantizar que el tratamiento de aguas residuales se realice de acuerdo con las normas del gobierno local.

“Es como de repente construir un gran hotel en un puerto. Hay muchas cosas que preparar ”, enfatizó un funcionario del gobierno metropolitano.