José Agurto: "Los portuarios iniciaremos movilizaciones el 4 de marzo"

Imagen: Facebook Unión Portuaria del Bio Bio

Aún no está claro cómo, pero sí el cuando: Los trabajadores de la Unión Portuaria de Chile iniciarán el próximo 4 de marzo un nuevo proceso de movilizaciones. Esa fue la conclusión que sacaron tras el encuentro sostenido en Valparaíso, donde analizaron diversos aspectos del proyecto de Reforma Laboral que impulsa el Gobierno, lo cual no dejó satisfechos a los estibadores, según dijo a Portal Portuario, José Agurto, vocero de la Unión Portuaria del Bio Bio.

¿Qué los tiene descontentos? 

Cuando comienza a salir el tema de la reforma, el Gobierno sólo consultó a los trabajadores de la CUT que son puros dirigentes y a nosotros, los portuarios, no se nos consultó nada, ni siquiera se nos avisó cuando se estaba discutiendo la Ley Corta.

Tal vez -sin atribuir ni buenas ni malas intenciones- el Gobierno piensa que los temas laborales portuarios se zanjarán con la Ley Larga…

Lo que pasa es que el Gobierno, o los gobiernos de turno, creen que solucionando un tema se soluciona todo. El Gobierno habla de Ley Larga, nosotros no hablamos de Ley Larga, porque creemos que se necesita un reglamento portuario y un ente regulador. El Gobierno habla de una Ley Larga, porque -otra vez más- será en función del empresariado y, por lo mismo, nosotros hablamos de un ente regulador marítimo-portuario, de la previsión de los trabajadores marítimo-portuarios, de su seguridad, de la protección de los dirigentes.

¿Por qué esos elementos no podrían estar dentro de una Ley Larga de Puertos? 

Porque cuando ellos hablan de Ley Larga, están hablando de que los sindicatos eventuales desaparezcan, que se fortalezca la contratación. En el fondo, nosotros para ellos somos una piedra en el zapato, pero yo pienso que no lo somos, sino un pequeño aporte en base a la opinión de nuestro trabajo, porque nuestro trabajo lo conocemos sólo nosotros, porque nuestro trabajo no lo conocen ni los diputados ni senadores ni los gobiernos de turno, porque no conocen los puertos. El Gobierno habla de modernización de los puertos, pero resulta que no hay ningún puerto en Chile que sea moderno, todos pegados en el año ’90 con maquinaria antigua traída de segunda mano de otros países.

En teoría, un trabajador contratado tiene más derechos y seguridad social ¿Por qué ustedes rechazan esa fórmula?

Lo de San Antonio es para una muestra, un botón. Allá en plena discusión y llegando a acuerdos con la Ley Corta, a la semana después dejan fuera a un montón de dirigentes y trabajadores, con sanciones, listas negras y compra de dirigentes, un montón de cosas que no tienen nombre. Nosotros vemos que eso se puede replicar en otros puertos también y ahí es donde tenemos temor los eventuales, porque al Gobierno y a los empresarios les molesta la eventualidad, porque somos autónomos y hacemos lo que queremos. Se nos acusa de las nombradas, pero ese sistema lo impuso el Gobierno y las empresas. Yo los invito a hacer la nombrada en mi sindicato y les aseguro que es el más transparente y democrático del país, porque la hacen los trabajadores y no los dirigentes con una redondilla equitativa y no hay preferencia de familiares ni nada.

Entonces ¿por qué está tan manchada la nombrada?

Hay compañeros que han hecho abuso de la nombrada, porque esos compañeros no trabajan, son dirigentes que lucran con la nombrada.

Retomando  la Reforma Laboral ¿Harán una propuesta? 

Sí, hemos estado escuchando a abogados, a la fundación Sol, a agrupaciones sociales de izquierda, muchas opiniones para armar nuestro propio cuento, porque si bien hay cosas que nos afectan a nosotros, los portuarios, hay otras que le afectan a todos los trabajadores y tenemos que buscar una nueva fórmula.

¿Qué harán si no son escuchados?

Lo que nosotros estamos planteando es que en marzo, el 4 de marzo tiene que haber una una gran movilización no solo en el sentido de la Reforma Laboral, sino también enfocada en todos los otros temas que nos afectan. Nosotros queremos conversar y resolver esto, porque sino otra vez vamos a estar todo el año parando.

¿Esto implica marchas o un paro?

En lo personal, siempre he dicho que las marchas son para los católicos, creo que las movilizaciones son las efectivas y creo también que esa es la última arma que tenemos que usar. Nosotros somos personas y tenemos que dialogar, porque así saldrán las soluciones a los problemas, porque no queremos parar el país, ya que eso -al final- nos perjudica a todos nosotros y a nuestras familias.

Galerías y vídeos portuarios