José Iribarren: “La pérdida de clientes va a tener un efecto en nuestra mano de obra y es triste”

Por Andrés Orrego 

 

José Francisco Iribarren, gerente general STI.
José Francisco Iribarren, gerente general STI.

La huelga legal que llevan adelante 750 trabajadores de seis sindicatos de Muellaje del Maipo tendría inmediatos efectos sobre San Antonio Terminal Internacional (STI). La paralización, que ya se prolonga por ocho días debido a la falta de acuerdo sobre porcentaje de reajuste salarial, ha generado incertidumbre en algunas navieras que se encontrarían evaluando dejar de amarrar en el muelle del operador portuario.

De concretarse ese escenario, este concesionario del Puerto de San Antonio arriesga perder hasta el 50% de su volúmen de transferencia de carga, según comentó el gerente general de STI, José Francisco Iribarren, en entrevista con PortalPortuario.cl.

La situación, a juicio del ejecutivo, impactará no solo a la empresa, sino a los mismos estibadores movilizados, a otros gremios y proveedores de servicios que se nutren de la actividad del principal terminal especializado en el movimiento de contenedores de la Región de Valparaíso.  

¿Es cierto que hay al menos una naviera buscando una alternativa a STI debido a la huelga?

Creo que todas las navieras están buscando alternativas, eso es algo que les corresponde hacer, más allá de la situación que los impacta a ellos de una manera tremenda y millonaria dadas las pérdidas que esto les ocasiona al no poder embarcar sus contenedores, descargarlos… Eso va mas allá de las pérdidas de los turnos, de los movimientos. Esto es un efecto dominó a todos los actores de la cadena logística, o sea gente que tiene todo muy bien preparado, que han apostado por San Antonio y STI, y ahora se encuentran en situaciones donde las alternativas son pocas y las que hay están complicadas.

¿Qué efectos tendría la pérdida de una línea regular?

En las condiciones en que nosotros estamos, la pérdida de un cliente  va a significar la pérdida de plazas de trabajo.
La pérdida de volumen y de clientes va a tener un efecto en nuestra mano de obra y es triste.

¿Hay alguna naviera en específico que ya les haya dicho definitivamente nos vamos de STI por la huelga? Se rumorea que Maersk es una de las que podría salir ¿Es así?

Tengo una cláusula de confidencialidad con nuestros clientes, por lo tanto no estoy en condiciones de contarte, quién, cómo, pero…

Pero… Sin nombrar a ningún cliente ¿Qué significaría para ustedes perder cliente del tamaño de Maersk o similar?

Hoy en día, como esta todo esto, nosotros podríamos perder básicamente entre un 40 a un 50 por ciento de nuestro volumen. Si al final, no se olviden que el servicio como le dicen algunos clientes, el ASPA 2, el AN 2, eso vino de Valparaíso, eso antes estaba en TPS. Entonces, hay cosas que se pueden volver a realinear y totalmente fuera del contexto, o bien viendo el contexto que tenemos un terminal vacío al frente, lo cual también le añade una dimensión de estrés a la situación importante. 

O sea podría también haber una redistribución intraportuaria de la carga… 

Tenemos una capacidad portuaria de 2,5 millones de TEUs y, de esa capacidad, 1 millón está al frente (Puerto Central). Entonces no hay que ser un genio para entender la presión que se genera, porque las navieras nunca en su vida habían tenido esa oportunidad, porque antes éramos nosotros y Valparaíso. Antes si acá se armaba un problema, el señor de allá se tenía que quedar flotando esperando que lo atendieran,  hoy en día, dentro del contexto de capacidad portuaria, las navieras -en la condición en que están- buscan importantes rebajas.

Sin contar que las alianzas navieras también inyectan una presión a la hora de negociar… 

Hay alianzas formadas y alianzas que se podría formar y que podrían cambiar la forma en como nosotros conocemos esto, eso es una cosa súper importante.   O sea hay cosas que todavía no llegan al sur. Son especulaciones, pero si uno ve lo que está pasando en otras partes uno podría pensar, oye en 2M se podría formar en esta parte, The Alliance o The Ocean Alliance, donde  hay clientes importantes en otras partes que considerando la situación actual podríamos decir que el mundo como lo conocemos y las alianzas como las conocemos es algo que podría cambiar también en un periodo corto, entonces tu añades esa incertidumbre a tus proyecciones y eso es  bien complejo y  difícil pronosticar eso. Lo que sí sabemos es que, hoy en día, las condiciones económicas que se están dando, no solo en nuestra industria, sino en nuestro mismo país, realmente son bien complicadas.

¿Han tenido conversaciones con los importadores y exportadores? ¿Qué les han dicho?

A ver, nosotros hemos estado en contacto con varias asociaciones, estamos en contacto también con las autoridades locales, hemos conversado con muchos de los clientes, hemos hecho un trabajo importante, hablando con clientes de nuestros clientes.  He estado hablando también con las líneas navieras, y bueno, efectivamente, para ellos es complicado cuando tu tienes todo el tema logístico armado por un puerto tiener que desviarlo a otra parte.
Yo sé clientes, sin querer dar nombres, que habiendo siempre preferido San Antonio , tienen la opción de emergencia de ir a Valparaíso, pero igualmente, están contemplando arrancarse a la Región del Bio Bio, con carga que es consolidada en San Antonio para poder embarcar. Entonces, hay de todo y realmente, entonces yo creo que para las navieras que están siendo mucho más  afectadas, porque hay unas más que otras, es bien complejo el tema de sus clientes importadores porque no tienen por donde embarcar sus cargas.

En cifras ¿Cuántos contenedores se han dejado de mover a la fecha desde el inicio de la huelga y cuántos en número podrían perderse en total si pierden una naviera? 

Nosotros hasta la fecha, en lo que va de huelga, hemos perdido alrededor de 17 mil contenedores. El año pasado movimos casi 700 mil contenedores o cerca de 1,2 millones de TEUs, entonces se podrían ir 350 mil contenedores o 600 mil TEUs más o menos y lo complicado es que el daño se le hace no solamente a nosotros y a nuestros propios trabajadores, sino a toda la cadena logística y a la ciudad misma que básicamente el principal empleo se genera en la actividad portuaria, y todo lo que va asociado, los transportistas, están complicados, hoy día como no hacen las vueltas que tienen que dar no llegan a pagar las letras de los camiones. Las agencias de aduanas que también contratan a mucho personal, hoy día como van a tener menos actividad necesitan menos personal. Por lo tanto, el daño que se le genera a San Antonio es preocupante.

¿Qué tan lejos están las posturas? ¿Podría haber un acercamiento?

Nuestra postura comienza por sentarnos a conversar en un contexto donde las gente que está en huelga tiene sus derechos y los que no también, eso es importante. Y lo otro es que  la conversa que debemos tener debe venir con una alta dosis de realidad, no podemos seguir hablando del 24 o del 20.  Nosotros estamos dispuestos, tenemos las puertas abiertas señores, estamos dispuestos a hablar con ellos las veces que nos tengamos que sentar, pero primero abran las puertas para que la gente (no movilizada) entre a trabajar, y lo segundo es sentarnos a diseñar una propuesta que sea del contexto real por el que está pasando el país.

¿A qué se refiere?

Hay una minería, entiendo que es El Salvador, que cerró el fin de semana pasado con 0 incremento, excepto por el IPC, y un bono de 2.5 millones de pesos que antes los bonos que se daban de cierre, parecen,  eran bastante altos. Entonces el contexto en el que nos encontramos nosotros no puede ser divorciado ni separado de lo que está pasando alrededor y a eso súmale todo lo que está pasando en la industria donde hay una tremenda presión para las bajas de tarifa, para poder mantener volúmenes, entonces es un tema de contexto que lo debemos tratar de entender todos y yo creo que con eso, sigo insistiendo que no es un tema de que no queremos sentar con ellos, nosotros al contrario, nuestra gente de recursos humanos, nosotros conversamos con los trabajadores, pero yo creo que hay que ir entendiendo lo importante que es proceder de esta manera, yo creo que eso manda un mensaje muy potente, todos respetamos los derechos de todos. Eso es una nueva relación laboral.

Los portuarios han dicho que no se entiende esta situación de que STI esté rompiendo récords permanentemente, pero -a la vez- se diga que no hay plata para el reajuste ¿Qué puede comentar sobre ese punto?

Es un récord porque es el tamaño del buque, pero definitivamente si tu ves estos buques que en algún momento pudieron llegar con 3.500 contenedores y quizá un poquito más en la temporada alta y, efectivamente, los muchachos han sido parte del  crecimiento de STI, y del puerto, nadie está quitando eso, la labor sindical que se ha hecho tiene sus méritos también, no nos podemos enredar en ese cuento, pero la realidad de que llegue una nave grande a STI y que sea un récord es una de las condiciones que hablamos antes que tiene que ver con las alianzas y ellos deciden quizá puedo meter un buque más grande y puedo hacer otras sinergias. Cómo explicar eso, es un tema que para nosotros y yo creo que para ellos también, nosotros lo único que tenemos que hacer es leer lo que está pasando en el mundo, lo qué le paso a Hanjin que yo creo que es la quiebra más grande que ha sucedido en la industria marítima, entonces es un tema de mirar un poco mas allá que lo que está pasando aquí en el corral.
Es un poco entender que pasa en otras partes, recuerden el ASPA 2 se vino de Valparaíso. Entonces muchos de los movimientos que se ven en esta nave es la combinación de actores que antes no estaban acá, estaban allá, pero esos actores pueden agarrar sus cosas e irse para allá otra vez.

Si tuviéramos que poner billete sobre billete, en relación a estos porcentajes por lo que no se ha llegado a acuerdo, ¿De cuánta plata estaríamos hablando por trabajador en uno u otro caso?

El mensaje que hemos tratado de enviar a los muchachos es que cuando uno habla de la situación que está pasando la industria y la que estamos pasando nosotros, nuestra apuesta es tratar de mantener los volúmenes. Y con la intención de que manteniendo volúmenes podremos mantener plazas de trabajo, esa es nuestra apuesta y de cómo hacemos para mantener nuestros clientes.  En la situación en que se encuentra la industria, esta es la tormenta perfecta, ya que tienes sobrecapacidad portuaria, con un mercado de tendencia de no crecer y que ha venido bajando y que probablemente se empeore y, viéndolo dentro del contexto nacional, nosotros vemos la propuesta que está en la mesa es bastante atractiva y solo tenemos que ver la figura que todos compartimos de cómo se han venido cerrando las últimas negociaciones colectivas, por lo que creo que no es sano hablar del dinero que representa.

¿Hasta cuándo puede STI sostener esta situación? 

Es una situación que nuestro enfoque no es pensar hasta cuándo, sino cómo hacemos para sentarnos, para avanzar y resolver esto. Yo trato de no pensar hasta cuándo, porque hasta cuándo te pone en una situación donde tú dices hay que cerrarlo mañana, no aguanto hasta mañana, o esta cosa revienta tal día, o los muchachos aguantas hasta cuándo.
Ellos han dicho que si se quieren quedar parados, se quedan parados todo el tiempo, no me gusta hablar de condiciones, pero bajo un contexto donde respetemos lo que nos corresponde a los dos y eso es súper importante, porque no es fácil decir, lo que pasa es que lo he hecho toda la vida y no voy a acceder a esto. Creemos que es una tremenda oportunidad para seguir construyendo las relaciones laborales que hemos tenido, donde el marco de respeto por los huelguistas y los no huelguistas siempre ha estado ahí, pero sigo diciendo que en vez de pensar hasta cuándo dura esto, hay que pensar que es súper importante ir avanzando, aunque sea de pasos pequeños, pero ir avanzando, de tal manera que podamos concluir esto de la mejor manera.

Galerías y vídeos portuarios