KCS destaca ventajas del nearshoring en México ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción Grupo T21

@GrupoT21


El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) junto con los impactos de la pandemia y las tensiones comerciales internacionales hacen que las empresas evalúen la oportunidad de trasladar su fabricación a México, lo que se conoce como nearshoring, esto para aprovechar los beneficios de llevar su producción a dicho país.

David Eaton, vicepresidente de ventas y marketing de Kansas City Southern (KCS), destacó también las ventajas fiscales que pueden existir para las empresas que consideran establecerse en territorio mexicano, la mano de obra calificada, entre otros.

“La proximidad de México con Estados Unidos es una gran ventaja para las empresas, tener su producción cerca del mercado de destino final es un gran beneficio, al igual que las eficiencias de gestión de tiempo. La infraestructura de transporte y comunicaciones en México se ha mejorado significativamente, lo que a su vez promueve el flujo de carga a través de la frontera al reducir cuellos de botella y mejora de la logística”, expuso.

KCS dijo que de acuerdo con un informe de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) clasificó a México como la decimocuarta mejor economía global receptora de Inversión Extranjera Directa (IED) en todo el mundo. Si bien la mayor parte de la IED mexicana proviene actualmente de Estados Unidos y continuará en el futuro previsible, el país se encuentra en una posición de fortaleza para recibir nuevas oportunidades de inversión externa y diversificar su flujo.

Mientras que las empresas estadounidenses que trabajen con los requisitos de las nuevas reglas de origen en virtud del T-MEC tendrán que tomar decisiones sobre si realizar más operaciones a Canadá o México y reducir los aranceles y otros costos de los proveedores extranjeros es la mejor opción financiera y opción logística.

En este sentido, por ejemplo, los fabricantes de automóviles ahora deben certificar que el 75% de su acero y aluminio proviene de cualquiera de los 3 países. Además, existe un requisito de Labor Value Content (LVC), que estipula que un cierto porcentaje de un vehículo terminado lo fabrican trabajadores que ganan un mínimo de 16 dólares por hora. Además, el tratado requiere que el 70% del acero y el aluminio de un vehículo se originen en América del Norte.

Debido a este cambio, es probable que más empresas de fabricación de autopartes con operaciones en China aumenten su presencia en América del Norte mediante el trabajo nearshoring que antes se realizaba del Lejano Oriente a México.

También recordó que de acuerdo con la Organización de los Estados Americanos, México tiene 14 tratados de libre comercio con más de 50 países que representan más del 60% del PIB mundial; estos acuerdos posicionan al país como un lugar con amplio acceso a mercados en los 5 continentes.

Por ello, dependiendo del tipo de planta de fabricación y su ubicación en ciertos estados mexicanos, la decisión de una empresa de nearshore puede resultar en ahorros fiscales aún mayores. Dos ejemplos de ahorros fiscales que pueden estar disponibles incluyen el Programa de Maquiladoras de México y su Zona Económica Especial.

En tanto, los productos finales fabricados en una maquiladora se exportan a territorio estadounidense con aranceles más bajos que de otros países, lo que lo hace menos costoso desde una perspectiva fiscal para fabricar en México que en un país de ultramar.

Además, con el establecimiento de clústeres de manufactura, la fuerza laboral de México se está volviendo cada vez más capacitada en las industrias donde se encuentran estos, mismos que brindan a los inversionistas una ventaja para conocer las regiones donde pueden cosechar beneficios. Por ejemplo, las principales industrias aeroespacial, automotriz, electrónica, muebles-electrodomésticos y dispositivos médicos.

Asimismo se tiene una población relativamente joven que seguirá proporcionando una fuerza laboral sólida para las generaciones venideras. Según Index Mundi, en 2018, la población mexicana de menores de 14 años era del 26%, mientras que el grupo de 15 a 24 años representaba el 17% de la población mostrando una población joven y una fuerza laboral sostenible.

Para las cadenas de suministro la proximidad con Estados Unidos es una ventaja importante para las empresas que buscan acercar sus operaciones, así como que se encuentra en las mismas zonas horarias, existen menos barreras de comunicación lingüística, por mencionar algunas.


Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias