Loreto Seguel: “Mujeres y sus desafíos en el Puerto de Arica” ¿Encontraste un error? Avísanos

Loreto Seguel King

Presidenta Empresa Portuaria Arica


Al pie del histórico Morro, en el acceso al Puerto de Arica, caminando entre muchos trabajadores y trabajadoras que llegan al turno, llama la atención Camila Contreras.

Algunos la saludan, otros bromean con ella, pero nadie la ignora. La pregunta lógica es ¿por qué? La respuesta no es precisamente porque lleva overol, casco y zapatos de seguridad, sino porque Camila es la operadora de una grúa de 60 toneladas, una “porta”, como le llaman en la faena portuaria, trabajo que hasta hace poco sólo estaba reservado para manos masculinas.

Junto a ella, en el Puerto de Arica son muchas las mujeres que con éxito, se han ido abriendo camino en tareas que antes eran impensadas para el género femenino.

Camila Contreras, operadora de una grúa de alto tonelaje; Valeria Buneder, jefa de Importaciones; Gabriela Novoa, encargada de pesaje; Roxana Bavestrello, secretaria ejecutiva; Claudia Castro, abogada; Ximena Astudillo, ejecutiva corporativa, y muchas otras grandes mujeres del puerto, reflejan lo que deseo testimoniar este 8 de Marzo, en una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

Qué duda cabe que el Puerto de Arica avanza firme hacia una mayor incorporación de las mujeres en el mundo portuario. La historia así lo dice. Donde hace 20 años no habían trabajadoras o ejecutivas portuarias, hoy son parte esencial. En la actualidad, más de un 25% de la fuerza laboral del Puerto son mujeres.

Estamos rompiendo paradigmas. Por primera vez, en la historia cincuentenaria del Puerto de Arica, una mujer ha sido designada para encabezar el directorio de la Empresa Portuaria Arica. La confianza depositada por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, llena de orgullo, pero también plantea una gran responsabilidad.

Este nombramiento, no puede quedar solamente como el mero hito de que -por primera vez- llegó una mujer a este cargo directivo, sino que debe ser tomado como un punto de partida.

El desafío está en que el trabajo no sólo se haga bien, sino que se haga “excelente”, rompiendo así el paradigma de que sólo hombres eran quienes estaban capacitados para liderar el Puerto de Arica. La excelencia es una señal clara y potente para demostrar que las mujeres podemos y somos necesarias para alcanzar con éxito los desafíos.

La diversidad de roles que cumplen hoy las mujeres en el Puerto de Arica, es un ejemplo de que nuestro país avanza en la equidad de género y en la igualdad de oportunidades. Esta es una señal clara de que el cambio cultural se ha ido produciendo. Falta mucho por recorrer, pero también hay que mirar y valorar lo alcanzado, porque ello es fuente de motivación y convicción para seguir avanzando.

En este Día Internacional de la Mujer, podemos decir orgullosas que los cimientos de la industria portuaria, no se han debilitado con la incorporación de la fuerza laboral femenina. Por el contrario, se han robustecido.

Este avance ha traído beneficios a las empresas, a las propias mujeres, a las familias ariqueñas, y al desarrollo de la región y el país. El espacio que tienen hoy las mujeres en el mundo portuario, no ha sido un regalo, tampoco una cuota. Más bien, ha sido un espacio ganado con trabajo, profesionalismo, dedicación, responsabilidad, sacrificio, cariño y tantas otras características propias de las mujeres.

Hoy, aún hay muchas tareas por hacer y nuevas responsabilidades por asumir. Lo que nos anima a seguir adelante, es que existe un compromiso y disposición para continuar navegando hacia un horizonte claro y definido, donde las mujeres tenemos mucho que aportar.


Compartir

*Los dichos vertidos en las columnas de opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan necesariamente el pensamiento editorial de PortalPortuario.cl

Si desea participar como columnista envíe su columna de opinión a: contacto@portalportuario.cl