Maersk abrirá una instalación para cadena de frío en Nueva Zelanda ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Maersk continúa integrando cadenas de frío de extremo a extremo con el anuncio de una nueva instalación de 45.000 metros cuadrados en el distrito de Waikato, la cuarta región más grande de Nueva Zelanda.

Al integrar cámaras frigoríficas de última generación con el depósito y las conexiones intermodales, Maersk proporcionará mejores soluciones logísticas para los clientes de importación y exportación, atendiendo sus crecientes necesidades de cadenas de suministro más eficientes, tecnológicas y con control de temperatura.

Estratégicamente ubicada en Ruakura Superhub, la nueva instalación tiene fácil acceso a la red de carreteras entre Hamilton y Auckland. Está al lado de la nueva vía de doble carril SH1, el corredor de transporte para la región de Waikato. El sitio también se encuentra junto al puerto interior de Ruakura, lo que proporciona un enlace perfecto con los puertos de Tauranga y Auckland, lo que permite que la instalación brinde un mejor servicio tanto a las regiones de exportación como a los mercados de importación clave en la Isla Norte.

Maersk ha llegado a un acuerdo con Tainui Group Holdings (TGH) para un arrendamiento de terreno a largo plazo para construir la instalación, que comenzará a operar a fines de 2023.

Una vez finalizada, la nueva instalación contará con más de 16.000 metros cuadrados de espacio totalmente convertible con temperatura controlada con temperaturas que oscilan entre -25 °C y 15 °C. Puede proporcionar almacenamiento para más de 21.000 tarimas de productos de cadena de frío. Mientras tanto, a través de la integración de las instalaciones con el depósito y las soluciones intermodales, Maersk puede ofrecer servicios de almacenamiento, cumplimiento, distribución y transporte terrestre de extremo a extremo para los clientes.

La instalación contará con una gestión energética avanzada que incluye una planta de enfriamiento de CO2 respetuosa con el medio ambiente, energía solar, recolección de agua de lluvia y una política de bajo carbono para la construcción. Su objetivo es lograr una calificación auditada de 5 estrellas Green Star en Nueva Zelanda.


 

Compartir




Ver mais conteúdos