Marina Mercante: Advierten falta de personal para completar dotaciones en naves de bandera chilena ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


El presidente de la Asociación Nacional de Armadores de Chile, Enrique Ide Valenzuela, advirtió durante el discurso que ofreció con motivo de los 204 años de la Marina Mercante, que existe falta de personal para completar las dotaciones mínimas en los buques de bandera chilena.

Ide planteó que esta situación era anterior a la pandemia; sin embargo, la llegada del Covid-19 y las diversas restricciones impuestas para frenar la propagación del virus hicieron menguar aún más la cantidad de tripulantes y oficiales disponibles, transformándose esta situación en un desafío a sortear para el sector.

“En cuanto a los desafíos que estamos enfrentando en nuestro sector, desde el inicio de la pandemia, se comenzó a vislumbrar una importante falta de dotaciones disponibles para completar las Dotaciones Mínimas en nuestras naves, algo que, si bien estaba ocurriendo con anterioridad debido al fuerte desarrollo de la industria de conectividad y de salmonicultura en el sur del país, con la pandemia empeoró a nivel de todo el país y en casi todos los grados”, indicó el presidente de la ANA.

Según datos obtenidos por PortalPortuario.cl, sin contar al personal requerido para la conectividad del sur-austral, la Marina Mercante chilena requiere de unos 230 oficiales y tripulantes para las naves de alto bordo y remolcadores.

Ide Valenzuela, en su alocución, expresó su satisfacción por el trabajo desarrollado por la Directemar que junto al gremio, sindicatos y los armadores instauraron una mesa para encontrar soluciones de corto y mediano plazo.

“La idea de la mesa, que aún se mantiene vigente, es la de buscar soluciones de corto y mediano plazo, que de alguna manera permitan mitigar la creciente falta de dotaciones que afecta a toda la Marina Mercante Chilena, independiente del lugar de operación o el segmento de carga”, afirmó.

Cabotaje

Otro desafío en el horizonte de la Marina Mercante de Chile es la eventual apertura del cabotaje a buques de bandera extranjera ante lo cual, el máximo representante de la ANA aseguró que están disponibles para buscar mejoras, pero que cautelen mantener las capacidades del sector nacional.

“En otro plano, el anterior gobierno ingresó un proyecto de ley al Congreso, para modificar la legislación de cabotaje en Chile permitiendo la participación de naves de bandera extranjera. Los armadores nacionales estamos conscientes de que la legislación que regula la actividad naviera debe modernizarse para aumentar la competencia y eficiencia del transporte marítimo. En ese sentido estamos disponibles para analizar mejoras a la legislación vigente considerando las mejores prácticas y experiencia de otras naciones, cuidando en lo posible, de no destruir las capacidades con que hoy cuenta nuestra Marina Mercante”, enfatizó Ide.

Cambio climático

Por último, Ide Valenzuela también se refirió al desafiante escenario que impone el cambio climático, lo que ha llevado al sector naviero internacional a buscar soluciones para hacer del transporte marítimo menos contaminante y más eficiente.

“Otro gran desafío de la industria es adecuarnos a las exigencias del fenómeno global del cambio climático reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero. Aunque el transporte marítimo es reconocido como el medio comercial de transporte más eficiente en cuanto a emisiones, considerando que cerca de un 90% del comercio mundial se transporta por medios marítimos generando aproximadamente tan sólo un 2% de las emisiones antropogénicas. La industria naviera mundial está consciente de la importancia de cuidar el medio ambiente y se ha autoimpuesto estrictas metas para reducir las emisiones de CO2 en a lo menos un 40% en 2030 y 70% a 2050, respecto a aquellas del año 2008, a pesar del importante crecimiento que se estima en el comercio mundial”, apuntó.

“Como industria marítima apoyamos los esfuerzos de la OMI, para lograr una total descarbonización del transporte marítimo lo antes posible, a partir de 2050, lo que solo podrá ser realidad con nuevas tecnologías carbono neutrales, que hoy en día no existen y deberán ser desarrolladas a escala y forma adecuada para su empleo en las naves del futuro”, sostuvo.

Compartir




Ver mais conteúdos