Ministra de Transportes da respaldo a construcción del T2 y del PGE de San Antonio ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Nicolás Birchmeier 

@PortalPortuario


La Ministra de Transportes, Gloria Hutt, dio un espaldarazo al proyecto de expansión del Terminal 2 del Puerto de Valparaíso y a la construcción del Puerto de Gran Escala de San Antonio durante su presentación en el seminario “Nuevos desafíos para el sector marítimo – portuario: ¿estamos preparados?” de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport). 

Hutt aseguró sobre la iniciativa, que con un presupuesto de 500 millones de dólares pretende desarrollar el concesionario Terminal Cerros de Valparaíso, que esa capacidad es necesaria para mantener la holgura del sistema portuario de la macrozona central, pese a la discusión y presión que ha tenido el proyecto.

La ministra presentó en su charla un gráfico con las cifras de transferencia de carga contenedorizada en los puertos de Valparaíso y San Antonio, detallando que la capacidad disponible, considerando el Terminal 2, sería suficiente hasta el 2028 o 2030 de mantenerse la curva de demanda actual. Sin embargo, recalcó que de eliminarse ese frente de atraque habría un escenario de “crisis” para la atención del comercio exterior.

“Tendríamos capacidad hasta ese periodo, siempre que esta capacidad aumente. Si eliminan esta capacidad del Terminal 2 de Valparaíso y se extiende esto (la demanda) estaríamos chocando en el año 2024. Cuando se cruzan las curvas ya es tarde”, indicó Hutt.

“Tenemos la experiencia del desarrollo portuario y cada puerto desde que se piensa hasta que está operando si no tiene ningún inconveniente demora más o menos 10 años. No tenemos holguras para pensar soluciones intermedias. Terminal 2, yo tengo conciencia de que está bajo fuertes discusiones, pero es un proceso que ya está encaminado, hay un concesionario, necesitamos esa capacidad y necesitamos también anticipar la construcción del Puerto de Gran Escala en San Antonio, porque también -en el largo plazo- se va a necesitar disponer de esa capacidad adicional y tratándose de las dimensiones de ese puerto es posible que diez años todavía sea poco para disponer de esos sitios nuevos en la macro zona central”, explicó Gloria Hutt.

Escenario grave 

Hutt advirtió, además, que un escenario de congestión; es decir, de falta de infraestructura para atender la demanda del comercio internacional por vía marítima podría traducirse en que los concesionarios podrían cobrar por sus servicios su tarifa máxima, lo que generaría que el sistema de comercio exterior enfrentaría costos “significativamente mayores” sobre 2 mil millones de dólares.

“El Terminal 2, el inversionista es TCVAL tiene un periodo de concesión hasta 2043, son 500 millones de dólares de inversión, hay condiciones de riesgo, diría yo, este año. Una es que ellos tienen una fecha límite para presentar la respuesta a la Resolución de Calificación Ambiental hasta el 31 de mayo de este año, o sea a fin de mes tiene que ingresar. El contrato de concesión tiene una cláusula de salida y esto ha sido extremadamente complejo de sacar adelante, los requerimientos ambientales son realmente exhaustivos y cubren áreas que a mi juicio cubren a´reas más allá del puerto como mejorar los trolebuses”, advirtió.

“Creo mucho en al convivencia de ciudades y puertos, creo que el componente patrimonial es necesario que se proteja, creo que existen muchos casos de ciudades que han logrado exitosamente esa convivencia y me parece que tenemos que tener esa visión amplia de lo que el país necesita y me parece también que es importante que Valparaíso tome conciencia de eso y en general yo he comentado que ninguna ciudad ha dejado de ser puerto”, complementó.


 


 

 

 

Galerías y vídeos portuarios