MOL apela a fallo en su contra en el caso de colusión del transporte de vehículos ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Los abogados de Mitsui O.S.K. Lines (MOL), Claudio Lizana, Carolina Veas y Paulina Espinoza, presentaron una apelación ante el Tribunal de la Libre Competencia respecto de la sentencia que emitió el pasado 24 de abril en contra de la naviera acusada de participar de un cartel que fijó precios para el transporte de vehículos.

La firma pidió ser eximida de la multa de la que fue objeto a partir del requerimiento de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) contra “CCNI y otras”. Lo anterior a partir de supuestos errores e impresiciones contenidas en la sentencia.

De acuerdo a MOL, el TDLC habría ignorado la defensa de la naviera a lo largo del juicio, “obviando las objeciones y comentarios derivados de la extensa revisión de los antecedentes que esta parte efectuó en todas las instancias del Proceso”

Además, la línea aseguró que el “TDLC valoró la prueba aportada por los delatores vulnerando claramente el principio de la sana crítica al calificar la prueba aportada en la de la delación de Compañía Sudamericana de Vapores s.A. (CSAV) y Nippon Yusen Kabushiki Kaisa (‘NYK’) como ‘prueba judicial’, en circunstancias que ésta no cumple con los estándares necesarios para considerarla como tal”.

Los abogados de MOL, a su vez, alegaron que “la Sentencia dio por acreditados los supuestos acuerdos sobre la base de declaraciones de ejecutivos de NYK efectuadas en el proceso de investigación de la FNE respecto a las cuales MOL no pudo ejercer derecho procesal alguno. Tales declaraciones no solo fueron realizadas fuera del Proceso jurisdiccional, sino que, además, permanecieron anónimas durante todo el proceso. La misma precariedad se les atribuye a las notas de tales ejecutivos, en las que no hay constancia alguna de autoría, fecha, y menos aún, que su contenido haya sido intercambiado con MOL”.

“‘Asimismo, la Sentencia intentó encubrir la precariedad de los antecedentes probatorios que fundan la condena a MOL recurriendo a una mañida y arbitraria ,interpretación holística de la evidencia’. Sin embargo, su interpretación lejos de ser coherente e integradora con el resto de Ia evidencia, es solo circular: los mismos antecedentes acompañados en la delación se utilizan para justificar el relato que hace el delator, a la vez que dicho relato se emplea para validar las declaraciones de sus ejecutivos y legitimidad de las notas. En efecto, su examen deja de lado otros aspectos probatorios esenciales para la calificación del ilícito que fueron alegados por MOL y que contradicen las conclusiones del H. Tribunal”, añadieron los abogados.

La naviera aseguró, por otro lado, que “la Sentencia Reclamada vulnera, además, el principio de no contradicción al ponderar la prueba relativa a la ruta Asia de manera sustancialmente a la forma en que ponderó la prueba de la ruta Europa, -siendo bastante más laxos con la primera que respecto de la segunda- en circunstancias que es claro que no había prueba suficiente para condenar en ninguna de las dos rutas”.

De igual modo, MOL advirtió que “en la Sentencia no hay mención alguna al cumplimiento de los requisitos del tipo que el DL211 hace aplicable a la supuesta conducta, especialmente en lo relativo al poder de mercado”.

“Además, la Sentencia no consideró el correcto espacio temporal en donde se habrían desarrollado las conductas; en efecto, según los hechos descritos por la propia FNE, el supuesto acuerdo habría terminado en septiembre de 2012, momento en que se realizó una acción coordinada entre las agencias de competencia de Japón, Estados Unidos y la Unión Europea. Esto se condice con las fechas en las que CSAV y NYK solicitaron acogerse al programa de delación compensada en Chile, esto es, el 14 de septiembre de 2012 y 3 de abril de 2013, respectivamente. Lo anterior es relevante para determinar los efectos temporales del supuesto acuerdo, ya que el requerimiento incluye licitaciones posteriores a dichos años las que no debieron haber sido consideradas en la Sentencia, por lo que los efectos de las conductas alegadas por la FNE no pueden extenderse hasta el año 2014, como señala la FNE en su requerimiento”, fundamentó la línea.

“Es así como la Sentencia Reclamada contiene una serie de errores, imprecisiones y valoraciones erradas que implican un agravio para nuestra representada. De esta forma, deducimos el presente recurso con la convicción absoluta de que el Requerimiento de la FNE carece de todo sustento, y convencidos de que una revisión exhaustiva de la evidencia no puede sino concluir que MOL no participó en ningún cartel relacionado al mercado del car carrier de la forma en que fue descrita por la FNE en su Requerimiento”, anotaron los abogados Lizana y Veas.


 

Compartir