Molo de Iquique cumple 1 año desde la reanudación de sus operaciones con más de 75 naves atendidas ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Diamond Highway fue la primera nave en arribar al Molo tras su recuperación.

A un año de la reanudación de sus operaciones, el Terminal Molo del Puerto de Iquique -severamente dañado por los terremotos del 1 y 2 de abril de 2014- ha conseguido atender más de 75 naves.

El ejercicio comercial, que estuvo precedido por un proceso reconstructivo adjudicado al consorcio Copisa por $20.624.867.444, se centró en reponer los sitios 1 y 2 del citado muelle, como parte de una primera etapa que fue inaugurada el pasado 20 de octubre de 2016. Tras esto, el primer buque en utilizar las instalaciones recuperadas fue el car carrier Diamond Highway que recaló a puerto el 26 de septiembre de 2017 para concretar la descarga de 1.844 vehículos a contar del tercer turno (23.00 horas) de ese mismo día. 

Desde esa fecha, el movimiento de carga ha ido en alza, alcanzando un promedio de hasta 11 naves mensuales. De hecho, según cifras obtenidas por PortalPortuario.cl, el Molo o Terminal 1 de Iquique concentra el 21,4% de las embarcaciones recibidas en el puerto entre enero y agosto con 63 amarres de un total de 294. Los números, ajustados al 26 de septiembre, evidencian que la instalación a un año de su reactivación ha recibido 84 embarcaciones comerciales.

“Hemos logrado reactivar la actividad del Molo después de dejar habilitado 270 metros de los 400. Paulatinamente, las empresas navieras que se habían ido a operar en otros terminales, volvieron”, aseguró a PortalPortuario.cl el gerente general de la Empresa Portuaria Iquique (EPI), Alfredo Leiton. 

“Entregamos un servicio de alta calidad y muy bien controlado. De hecho, por ejemplo, como facilidades, al capitán de la nave, nosotros -una vez terminada la faena-  le entregamos un vídeo con toda la operación portuaria del barco y eso ha significado que han creído en nosotros y, como decía, eso ha significado entregar un servicio de alta calidad, de alto nivel de seguridad”, añadió.

“Hoy estamos teniendo una frecuencia de 11 naves mensuales, el cambio ha sido paulatino, porque cuando dejas de prestar servicio, los contrato se firman con otros terminales, por lo tanto, a medida que esos contratos han ido terminando, las navieras han vuelto y eso lo hemos validado con mayor seguridad, tecnología y eficiencia”, complementó Leiton.

Segunda Etapa

La segunda etapa, que considera la alineación del Terminal Molo, dejándolo proyectado para una futura expansión, comenzó en junio.

Las obras son ejecutadas por  la Constructora Consorcio Constructor de Cantabria (Constructora CCC), la cual se adjudicó la licitación internacional para desarrollar en un máximo de 308 días con un costo de inversión de 15 millones de dólares.

“A partir de junio partió la nueva faena de alineación de los 400 metros, que habían quedado  desalineados  producto de los terremotos. Estamos trabajando en eso que es un proyecto que va a durar hasta agosto del próximo año en el cual se están colocando unos pilotes prexcavados a lo largo del muelle y se está reforzando el terminal, cosa de poder -en el futuro- instalar los rieles para grúas gantry que le pueden dar mayor productividad al muelle”, explicó el gerente general de EPI.

 

 


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias