Oficial naval noruego niega negligencia en colisión con buque petrolero
¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl/Reuters

@PortalPortuario


Foto Marit Hommedal / Reuters

Un oficial naval noruego negó que la colisión ocurrida en 2018 entre un buque de guerra que él comandaba y un petrolero fuera causado por negligencia. Producto del incidente, en navío militar se hundió en Oygarden, provincia de Hordaland, Noruega.

El accidente involucró al KNM Helge Ingstad y al tanquero Sola TS, lo que provocó el cierre de algunas de las secciones de producción de petróleo de Noruega. Pese a lo anterior, no hubo fugas del combustible.

La tripulación del Ingstad, de 137 miembros, describió en las investigaciones iniciales que se despertaron en medio de la noche cuando el agua entró en sus camarotes, en tanto que a la vez sonaban las alarmas mientras intentaban -en vano- salvar el barco, sufriendo heridas leves en el proceso.

El acusado era el oficial a cargo en el puente del Ingstad en ese momento. “Actuó en contra de la buena marinería”, dijo la fiscal Benedikte Hoegseth en su declaración de apertura en el tribunal de distrito de Hordaland.

El oficial se declaró inocente de negligencia y el juicio está programado para durar hasta el 10 de marzo. “Él cree que fue culpado injustamente”, apuntó su abogado Christian Lundin. “Él espera con ansias que se inicie el caso y dar su versión de lo sucedido”, indicó Lundin a la agencia de noticias NTB.

Las grabaciones de comunicación entre los dos barcos registraron que el Sola, que se movía lentamente, le pidió varias veces al Ingstad -más rápido- que alterara su rumbo o enfrentaría una colisión, pero la nave de la armada rechazó la solicitud, ya que temía acercarse demasiado a la costa.

La comisión que investigó el choque señaló que el Sola TS, producto de su iluminación a bordo, podría haber sido difícil de distinguir de la terminal cercana desde donde había partido, lo que podría haber confundido a la tripulación de Ingstad.

Una grabación captada a bordo del petrolero mostró chispas volando cuando se generó el impacto, abriendo un corte en el costado del buque de guerra, que luego se recicló como chatarra. El petrolero solo sufrió daños menores.

La colisión expuso brechas de seguridad en la marina noruega, incluidos sistemas inadecuados de capacitación y evaluación de riesgos. Causa por la cual el Ministerio de Defensa pagó más de un millón de dólares. 

Se estima que construir un reemplazo para la fragata costaría hasta USD 1,3 mil millones, en base a lo concluido por Fuerzas Armadas de Noruega en un informe de 2019.

Registros posteriores al momento del accidente:


Compartir




Ver mais conteúdos
Translate »