OMC discutirá el establecimiento de panel sobre disputa comercial entre Seúl y Tokio ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl / Agencia Yonhap

@PortalPortuario


La Organización Mundial del Comercio (OMC) planea discutir sobre el establecimiento de un nuevo panel que aborde la disputa comercial, de un año de duración, entre Corea del Sur y Japón, después de que Seúl reabriera el caso en la organización, con sede en Ginebra, debido a la falta de progreso en los diálogos bilaterales.

El tema será colocado como un punto del orden del día de la próxima reunión del Órgano de Solución de Diferencias (OSD), aunque es poco probable que el panel se establezca inmediatamente, ya que se espera que Japón proteste contra la denuncia de Corea del Sur presentada ante la OMC.

En virtud de las reglas de la OMC, en la próxima reunión se puede establecer un panel de resolución de disputas comerciales, a no ser que todos los miembros de la OMC rechacen unánimemente la decisión. Está previsto que la próxima reunión del OSD tenga lugar en julio.

En julio del año pasado, Japón anunció que restringiría las exportaciones hacia Corea del Sur de tres materiales industriales principales -resina fotosensible, fluoruro de hidrógeno gaseoso y poliimida fluorada- que son críticos para las industrias de chips y pantallas, ejes de la economía surcoreana.

Japón dijo que las medidas se produjeron con motivo de que Corea del Sur no controló efectivamente los materiales de doble uso, que pueden ser desviados con fines militares. Corea del Sur cree que fueron una medida de represalia contra la decisión de un tribunal surcoreano que ordenó a las firmas japonesas indemnizar a las víctimas surcoreanas del trabajo forzado durante el período colonial nipón sobre la península coreana (1910-45).

Seúl y Tokio se eliminaron recíprocamente, el año pasado, de sus listas de socios comerciales de confianza, reflejando la intensificación de las tensiones.

La capital surcoreana presentó, al principio, una denuncia ante la OMC, en septiembre de 2019, pero decidió suspenderla dos meses después, en un gesto de buena voluntad para resolver la disputa comercial.

Corea del Sur, que había advertido de eliminar un pacto para compartir la inteligencia militar con Japón, decidió mantenerlo.

En medio de la falta de progreso en sus diálogos, Seúl renovó, en mayo, su llamamiento para que Tokio levante sus restricciones de exportación, pero Japón no dio una respuesta que satisfaga las expectativas.

Decepcionada por la respuesta de Japón, Corea del Sur siguió adelante, este mes, para volver a presentar su denuncia ante el órgano internacional.

Tokio expresó inmediatamente su profundo pesar por la decisión surcoreana de reanudar el caso ante la OMC, pero reiteró que sus políticas de restricción de las exportaciones eran legales y razonables.

La disputa comercial aún no ha tenido un impacto significativo en la producción de bienes afectados de Corea del Sur, debido a que Seúl hizo esfuerzos para diversificar sus proveedores mientras que fomentó sus propias tecnologías.

Sin embargo, la economía surcoreana teme que cualquier incertidumbre comercial pueda conducir a más inestabilidad en sus exportaciones, que ya se vieron afectadas por la pandemia de Covid-19.


Compartir