Patricio Fredes: “No permitiremos que la automatización se transforme en despidos” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Patricio Fredes, presidente Fetraporsati

El presidente de la Federación de Trabajadores Portuarios de San Antonio Terminal Internacional (Fetraporsati), Patricio Fredes, aseguró -en conversación telefónica con PortalPortuario.cl– que las exposiciones y contactos realizados en la Asamblea Anual de la International Dockworkers Council (IDC), serán de vital importancia para los portuarios sanantoninos durante los meses que vienen.

El dirigente asistió con una delegación de diversos puertos de la Unión Portuaria de Chile, que se reunieron con 450 asistentes de una treintena de países, en la cita planetaria más importante de estibadores.

¿Cómo está Chile en comparación con otros países del mundo?

No es una pregunta fácil de responder, pues no todos los países tienen una dependencia tan grande como Chile de su comercio marítimo o no poseen un litoral tan extenso como el nuestro. Además, el Producto Interno Bruto (PIB) de cada nación también influye, pero nosotros tenemos como referente a los puertos de ambas costas de Estados Unidos y si nos comparamos con ellos nos falta muchísimo por avanzar. En este seminario realizamos un enlace con los estibadores de Florida International Terminal (FiT), que al igual que San Antonio Terminal Internacional (STi), con quienes tenemos al grupo SSA Marine como controlador y eso nos motiva a trabajar juntos para mejorar las condiciones de nuestros viejos.

Los puertos en Chile pagan sueldos a su gente por cada turno trabajado y con eso pareciera que todo está bien. Sin embargo, nosotros aspiramos a que la Ley de Puertos se modifique para que se reconozca que nuestra actividad es trabajo pesado así como es la minería, que las ganancias de esta actividad queden en la ciudad y se ocupen para mitigar las múltiples incidencias que generan a nuestros vecinos; el ruido, los camiones con granos circulando por el casco urbano de la comuna y alimentando a miles de roedores a su paso o la inapropiada segregación entre la actividad industrial y la residencial. Hoy vivimos en un gran puerto pero como lugar para descansar o hacer algo que no sea trabajar en el sector marítimo, ni hablar.

¿Quién o quiénes son los responsables de esta diferencia entre el sector portuario y las poblaciones de San Antonio?

En primer lugar, nuestras autoridades comunales, que jamás han hecho esfuerzos reales para que la actividad sea fiscalizada. Por ejemplo, teniendo el eje vial de Avenida Chile como un camino para camiones, jamás se ha instalado un foto radar para obligar a los vehículos de carga a circular a una velocidad reducida respetando a los habitantes de Llolleo o a los establecimientos educacionales que se encuentran en las inmediaciones, tales como; la Escuela España, el Instituto del Puerto o en Liceo Nacional. Es decir, nuestros niños cruzan la calle a diario entre camiones para ir al colegio.

Cuando le preguntamos a nuestros mandantes, las empresas concesionarias, ellos nos responden que pagan al Estado la Tarifa de Uso de Puerto (TUP) para que la EPSA se haga cargo de facilitar la operación y lo que a uno le contestan desde allí, que se supone es el Estado portuario, es que van a crear un museo para libros o ayudar a un club de fútbol. En resumen, nadie se responsabiliza por las molestias que la operación portuaria le causa a la gente de San Antonio y Cartagena.

¿Cómo se solucionaría esto?

Insertándose en nuestra comuna de manera real para escuchar lo que nuestros vecinos tienen que decirles.

Volviendo al seminario de la IDC, después de 2 días de ponencias ¿Qué desafíos tienen como sector en Chile?

Escuchamos varias experiencias de cómo puertos de Europa y Estados Unidos pasaron a un momento de gran automatización, lo que se tradujo en una gran pérdida de puestos de trabajo para los estibadores. Luego de años, los empleadores se dan cuenta que no hay nada como volver a algo más mecánico, generalmente por la productividad que ello implica, y dan pie atrás, pero eso ya generó un daño a los trabajadores y a nadie le importa. Aquí no permitiremos que la automatización se transforme en despidos a trabajadores de los concesionarios actuales y futuros de San Antonio.

¿Se refiere al Puerto Exterior?

Exacto, creemos que llegó el momento de sincerar las cosas y que nos digan cuántos y de qué especialidades serán los trabajadores que participen de dichas faenas en los muelles nuevos. También es necesario saber qué se hará con el Molo (muelle que actualmente concesiona STI) y cómo absorbemos la creciente demanda que hay por nuestros sitios de atraque.

Tenemos esperanza en que este nuevo Sistema de Empresas Públicas y directorio del puerto, serán receptivos a los anhelos de portuarios y ciudadanos de San Antonio. A la ciudad le va bien cuando el puerto avanza, pero no puede volvernos a pasar que cada uno vaya por su lado.

¿Qué enseñanzas sacan de su participación en la asamblea de la IDC?

Que la lucha es la única manera en la que los portuarios son escuchados. Así que tenemos el gran desafío de traspasar nuestro legado de combate a los portuarios más jóvenes. Que entiendan que muchas de las cosas que les parecen un derecho; como contar con baños, recibir ropa de trabajo o tomar un descaso de media hora a las 3 y media de la mañana cuando partiste trabajando a las 22:30 es porque un puñado de portuarios antes que ellos dieron históricas peleas contra todo y todos para que hoy ellos lo tengan.


 

Compartir




Ver mais conteúdos