Port de Barcelona crece 31% en movimiento de contenedores y bate el récord histórico del 1er semestre ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El Port de Barcelona ha movido en el primer semestre de 2021 un total de 1,8 millones de TEU. La cifra supone un crecimiento del 31% con respecto al mismo periodo de 2020, batiendo el récord histórico alcanzado en uno primer semestre de año, conseguido en 2019, cuando se movió 1,7 millones de contenedores de 20 pies.

El tráfico de contenedores se sitúa, pues, por encima de los volúmenes gestionados antes de la pandemia, lo cual confirma que “estamos en el camino de la recuperación y que se trata de una recuperación rápida”, ha asegurado  Damià Calvet, presidente del Port de Barcelona.

El tráfico total del Port de Barcelona en el periodo enero-junio ha sido de 32,7 millones de toneladas, que significa un incremento del 16,8% respecto del mismo periodo del año pasado.

En este caso, “tenemos que tener en cuenta, sin embargo, que si hacemos la comparativa con los datos prepandemia, nos situamos ligeramente por debajo del tráfico total del primer semestre de 2019 (-4,9%) porque hay algunos tráficos que siguen por debajo de los niveles de antes del Covid-19, como son los pasajeros, los vehículos o los líquidos a granel”, ha añadido Damià Calvet.

Los contenedores han tenido un crecimiento más acelerado que el tráfico total debido, principalmente, a un notable incremento de los tráficos (+52,2%). Aunque el tráfico de origen y destino también tiene un comportamiento notablemente positivo (+18,1%), según ha explicado el director general del Port de Barcelona, José Alberto Carbonell.

“En la comparativa de los resultados del primer semestre de este año con el primer semestre de 2019, en el tráfico de contenedores, a diferencia de lo que pasa con el tráfico total, nos situaríamos claramente por encima, con una diferencia del 4,2%”, ha añadido.

José Alberto Carbonell agregó que “el tráfico de contenedores de importación y exportación, donde este primer semestre también hemos alcanzado un récord. Seguimos siendo un puerto eminentemente importador y exportador, con más de 696.000 TEU movidos con terceros países”.

En este caso, las exportaciones mantienen un elevado ritmo de crecimiento (+19%), también comparadas con el año 2019 (+16%).

Si bien una parte sustancial del crecimiento se concentra en los mercados asiáticos, “se denota un cierto grado de diversificación hacia otros mercados que igualmente persistiría si cogemos como referencia 2019”, ha precisado
al director general del Port de Barcelona.

En el ámbito del tráfico de vehículos nuevos, en el primer semestre se ha registrado un crecimiento del 31,1% con un movimiento de 286.605 unidades. Éste es, sin embargo, uno de los segmentos más afectados por el actual contexto de incertidumbre y de crisis económica derivada de la pandemia y todavía se encuentra en niveles inferiores a los del año 2019 (-31%).

En relación a los sólidos a granel, el Port de Barcelona ha cerrado los primeros seis meses con un movimiento de 2,3 millones de toneladas y eso sitúa estos tráficos un 8,1% por encima de los niveles del primer semestre de 2020. Este resultado se explica para el notable crecimiento de las exportaciones de sal común, que se multiplican prácticamente por seis gracias a los cuales la nueva terminal de ICL en el Port ya está plenamente operativa. Con respecto a los líquidos a granel, el movimiento alcanzado ha sido de 5,6 millones de toneladas (-12,4%). Los mayores descensos se concentran en las importaciones de gas natural (-51%) y los tráficos de gasolina (-56%).

Con respecto al pasaje, sigue siendo el tráfico más afectado por la crisis, con una caída entre enero y junio de un 43,7%, con 240.904 pasajeros. Los ferris suman 238.054 pasajeros (+4%) y se van recuperando progresivamente. En el caso de los cruceros, el descenso se sitúa en un 98,6% (2.850 cruceristas). Hay que recordar que el 26 de junio llegó el primer crucero del año al Port de Barcelona y que las diferentes navieras empiezan a operar progresivamente. Hasta finales de año, el Port de Barcelona espera recibir entre 75 y 100 escalas de cruceros y unos 200.000 cruceristas, aproximadamente, aunque no hay cifras definitivas porque se trabaja día a día con las navieras en función de cómo avanza la situación sanitaria y de las reprogramaciones de barcos que se derivan.

En el ámbito económico, durante el primer semestre del 2021 también se ha experimentado una recuperación sustancial. Los ingresos han experimentado un incremento del 7% con respecto al mismo periodo del año anterior, pero son todavía un 15% inferiores al año 2019. El resultado de explotación ha sido de 13 millones de euros, con un incremento del 147%, pero todavía un 31% inferior a los seis primeros meses del ejercicio 2019.


Compartir



ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias