Portuario querellado por la Intendencia por maltrato a Carabinero acusa “montaje” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Gustavo Vega Olmos, uno de los trabajadores que fue parte de una querella por maltrato de obra a Carabineros, alegó inocencia y acusó un “montaje”, luego de haber sido formalizado por lesiones leves en el Tribunal de Garantía de Valparaíso. 

A través de su abogada, Alejandra Borda, el trabajador acusó que luego de ser detenido, el carabinero a cargo del procedimiento se autoinfirió heridas cortopunzantes.

La abogada, además, aseguró que el trabajador había sido seguido por semanas por personal de la policía uniformada.

“Nos encontramos ante un hecho que reviste una gravedad tremenda. Nuevamente nos encontramos ante una situación de montaje de Carabineros, lo que resulta alarmante, Carabineros tiene que funcionar de acuerdo a las instrucciones principalmente del Ministerio Público en las situaciones de flagrancia, en este caso, en vez de dedicarse a la situación de flagrancia que está ocurriendo, donde habían unos desmanes en un lugar cercano, un par de cuadras, se dedica a detener a una persona que si bien es parte del movimiento portuario, si bien ha luchado por el reconocimiento de los derechos que han sido vulnerados por muchos años, no estaba realizando ningún tipo de acto en ese momento y se le señala expresamente que él ha sido seguido, que está identificado, que está grabado, que durante semanas se le ha hecho un seguimiento y lo golpean de forma brutal”, aseguró Borda.

“No solamente hubo una golpiza a un ciudadana, sino que además se genera un montaje para poder justificar esa golpiza. Lo que está señalando en este momento la intendencia que, lamentablemente nosotros entendemos que debe creerle a Carabineros, porque no está en otra situación en estos momentos, es que un funcionario habría sido agredido, que estaba en el suelo, que estaba siendo reiteradamente  atacado por el señor Gustavo Olmos, producto de eso en forma posterior se acercan dos funcionarios para defenderlo, eso atenta a la lógica”, añadió la abogada.

Bordas explicó que las supuestas lesiones sufridas por el teniente a cargo del procedimiento se produjeron después de que otro funcionario le advirtiera de la presencia de una cámara en el furgón policial.

“Lo que señala don Gustavo es que en el momento en que un funcionario le informa al teniente que el furgón tiene cámara y que está grabando la golpiza que está sufriendo, el teniente se habría puesto detrás de la cámara, habría tomado un  punzón y se habría autoinferido las que no alcanzan a ser herida, porque fueron en el chaleco, entonces no resulta lógico”, afirmó la profesional.

Alejandra Borda también indicó que Gustavo Olmos sufrió varias lesiones en su nariz, rostro, además de fracturas en las costillas, algo que no se condice con el supuesto ataque al funcionario policial, por lo que pidió al Ministerio Público que exija las cámaras del furgón y las que porta la policía uniformada, además de las que rodean el sector, sean públicas o privadas.

“Cuando vieron que yo no podía respirar, que estaba botando sangre, empezó a pegarse cortes en el chaleco, estaban desesperados, me empezaron a dar agua, yo no podía reaccionar”, relató el trabajador.

Ante esto, Borda anunció que estudiarán una serie de acciones legales, incluyendo una posible querella contra Carabineros.

 


Galerías y vídeos portuarios