Portuarios de Valparaíso acusan a funcionarios de Aduanas de ejercer presiones políticas por "Cargas Limpias"

Los trabajadores de la Coordinadora Marítima Portuaria de Valparaíso acusaron a funcionarios de Aduanas de ejercer presión política para exigir el traslado de todas las actividades de aforo a la Zona de Extensión de Apoyo Logístico (ZEAL), lo cual -aseguraron- pone en riesgo sus fuentes de trabajo. Los aduaneros; en tanto, desmintieron a los portuarios indicando que los aforos de estaban realizando de forma provisoria en el puerto, de modo que exigen su retorno a más tardar el viernes a la ZEAl o de lo contrario dejarán de hacer la fiscalización en el muelle.

Según los estibadores, la acción de los funcionarios de Aduanas tiene claros tintes políticos “avalados” por la Empresa Portuaria de Valparaíso.

 Sergio Baeza, vocero de la Coordinadora, manifestó que “esta situación es de la más extrema gravedad, ya que una empresa estatal, en este caso EPV, está defendiendo los intereses económicos de una compañía como AZVI, que ha tenido una serie de problemas en la construcción del puente Cau Cau en Valdivia y que le ha significado al Estado de Chile, y por ende a todos los chilenos, costos sociales y económicos altísimos”.

Siguiendo la misma línea agregó que “los dirigentes de Aduana nos comentaron que ellos habían conversado con dos gerentes de EPV para realizar esta medida de presión. Por tanto, no es entendible que la EPV siga defendiendo los intereses de AZVI, la misma empresa que ha sido suspendida del registro de contratistas del Ministerio de Obras Públicas por una serie de problemas e irregularidades en una obra que nos beneficia a todos”.

“Tal como lo informáramos en días pasados, desde hace meses que EPV no ha dado soluciones al tema de las cargas limpias. Ahora, con los antecedentes que la opinión pública ha conocido, podemos asumir que existían intereses privados y comerciales para actuar de esa manera, beneficiando a unas sociedades de manera ilegal y a una empresa como AZVI que ha dado claras señales de ineficiencia e irregularidades”, finalizó Baeza.

La declaración del presidente de la Confederación de Trabajadores Portuarios de Chile (Cotraporchi) y vocero de la Coordinadora Marítima-Portuaria de Valparaíso, tuvieron inmediata respuesta de Aldo Forno, dirigente regional de la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduana de Chile (Anfach).

“Hay que recordar que los aforos se bajaron en términos provisorios, insisto, provisorios en enero de este año por sesenta días por efecto del paro de los camioneros, pero aquí hubo un error por parte de la jefatura de la Aduana que los dejó estar por más tiempo, dándole margen a los funcionarios eventuales del puerto de que ellos podían trabajar en esos turnos cuando nunca habían trabajado en eso. Cuando estaban los andenes en el sector de Barón, de hecho, siempre trabajaron empresas externas a los puertos, porque ellos nunca quisieron ese trabajo y en la Zeal, siempre han trabajado empresas que no son portuarias”, aseguró Forno a PortalPortuario.cl

Forno advirtió que “quien regula es la empresa portuaria que nos dice que en tal parte pondrá el andén y nosotros, sea el SAG o Aduanas vamos para allá que es lo mismo que pasa con las fronteras cuando el Ministerio de Interior nos dice que se abrió tal paso, allá tenemos que estar, independiente de las condiciones que existen”.

El dirigente, además, se quejó de las condiciones existentes en el muelle para hacer los aforos, las que -a su juicio- no reúnen condiciones de seguridad ni de clima.

“Las condiciones del sitio 1 no reúnen las condiciones de seguridad ni de clima para poder trabajar allí. TPS es un ente que es un tercero, ellos operan el puerto, pero el dueño de la infraestructura es la empresa portuaria y para hacer cualquier instalación definitiva, la empresa portuaria tiene que darle el visto bueno y eso no ha ocurrido, porque hay una inversión de 30 millones de dólares que se hizo en la Zeal, que es plata del Estado”, aseguró.

Por último, el dirigente de Anfach descartó que haya presiones políticas de parte de ellos en relación al conflicto de las llamadas cargas limpias.

“Nos acusan en términos políticos y lo que menos hemos hecho es un actuar político, al contrario. Nosotros estamos viendo que esas instalaciones de la Zeal, el Estado las hizo para sacar los camiones de Valparaíso y si miramos a TPS es el terminal que cobra más caro que San Antonio, así que ¿de qué están hablando? Los dirigentes que están haciendo esto son financiados por TPS, nosotros no… Nosotros trabajamos para el Estado y hemos dado plazo hasta el viernes a las 13.00 horas a la dirección nacional para retornar a la Zeal, así que nos importa un comino lo que opinen los portuarios”, apuntó.

Forno, en esa línea, aseguró que si no se retornan los aforos a la Zeal en el plazo que han planteado a las direcciones nacional y regional de Aduanas, dejarán de hacer dichas inspecciones al interior del Terminal 1.

Galerías y vídeos portuarios