Presidente de EPV dice tener “expectativas altas” sobre la votación del T2 en la Comisión de Evaluación Ambiental ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Raúl Celis, presidente de EPV.

El presidente de la Empresa Portuaria Valparaíso, Raúl Celis, aseguró tener expectativas altas sobre lo que podría ser una votación favorable al proyecto de expansión del Terminal 2 del complejo portuario local. El proyecto, que tiene una inversión estimada de USD 500 millones, será revisado la tarde de este jueves en la Comisión de Evaluación Ambiental.

“Mis expectativas son altas y optimistas, porque creo que la Comisión de Evaluación Ambiental acogerá la recomendación del Servicio (de Evaluación Ambiental) y aprobará el proyecto del T2 que es el principal proyecto portuario que ha tenido Valparaíso en más de diez años y va a permitir que la actividad portuaria que es la más relevante de la ciudad pueda mantenerse competitiva  frente a otros puertos del país”, dijo Celis a PortalPortuario.cl.

Raúl Celis también sostuvo que la iniciativa, a cargo del concesionario Terminal Cerros de Valparaíso, resulta esencial para sostener el crecimiento del comercio exterior del país.

“La decisión que va a tomar la Comisión de Evaluación Ambiental no solo afecta a la ciudad de Valparaíso y puede significar una mejora en el futuro económico de la ciudad, sino que también es relevante para el comercio exterior chileno, porque los espacios con que cuenta el país para absorber la demanda de tráfico naviero se va a agotar en cinco años más y, para eso, resulta indispensable crecer. Si Valparaíso se farrea esta oportunidad, lo más probable es que el crecimiento se resuelva en otra localización, lo que -a mi juicio- sería nefasto para el futuro de la ciudad, para los porteños, para la calidad del trabajo de Valparaíso y, en definitiva, para la proyección de Valparaíso en el siglo XXI”, enfatizó.

El presidente de EPV también mencionó que, de no aprobarse la iniciativa, se verán perjudicadas fuentes laborales incluso fuera de la comuna de Valparaíso.

“La actividad portuaria es la más característica de Valparaíso y del Gran Valparaíso y como nuestra zona ha perdido numerosas industrias en los últimos años, arriesgar o condicionar el crecimiento de la industria portuaria puede traer consecuencias devastadoras. Alrededor de la industria portuaria se mueve una serie de actividades, por ejemplo, agentes de carga, agencias de Aduana, entre otros, que obviamente son personas que no necesariamente viven en Valparaíso, sino en otras comunas y perder el T2 puede determinar que esas mismas agencias emigren con sus sedes centrales a Santiago y tengan acá una sucursal de menor cuantía”, afirmó.

Peor escenario   

El rechazo es, a todas luces, el peor escenario que podría experimentar el proyecto del T2 a casi cuatro años del inicio de su tramitación ambiental que ha incluido tres adendas complementarias al proyecto original. 

Sobre este punto, el presidente de EPV señaló que desde la estatal se dará un apoyo formal al concesionario para sortear una eventual negativa que haga llegar la iniciativa al Consejo de Ministros.

“El peor escenario es que lo rechace la Comisión de Evaluación Ambiental para lo cual, en una hipótesis como esta, como EPV vamos a interponer los recursos legales que correspondan. El Comité de Ministros  es la instancia superior y, nosotros, en esta etapa vamos a colaborar con nuestro concesionario TCVAL en todos los trámite que puedan presentarse jurídicos o administrativos y no solamente con un apoyo protocolar, sino que formal. Nosotros hemos preparado diversas presentaciones para hacer hoy a todos los servicios a ser tomadas en consideración al momento de votar y hemos pedido también intervenir con voz en la sesión de hoy. Lo mismo vamos a hacer ante el Comité de Ministros en caso que el pronunciamiento de la Comisión no sea 100% favorable para nuestros intereses”, enfatizó.


 

Compartir