Presidente de EPV: “La gente de Valparaíso entiende que en el desarrollo de su puerto está el futuro de la ciudad” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Joan Hidalgo Torramorell

@PortalPortuario


El Presidente de la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV), Fernando Ramírez, aseguró que los ciudadanos de la comuna apoyan el proyecto de ampliación del Terminal 2 (T2).

En ese sentido, Ramírez señaló que “pienso que la gente de Valparaíso, mirando del cerro, entiende perfectamente que en el desarrollo de su puerto está el destino y el futuro de la ciudad. Nosotros no queremos aceptar el argumento de que una gran parte de la ciudadanía está en contra de este proyecto, nosotros estamos convencidos, porque tenemos números”.

Asimismo, en cuanto a los detractores de la iniciativa, el directivo manifestó que “nosotros tenemos una carpeta técnica que se hace cargo de todos y cada uno de esos temores, y estamos seguros de que a medida que la discusión sea técnica nuestro proyecto va a ser siempre favorable y va a salir bien evaluado como lo ha sido hasta ahora”.

“En la medida que discutamos técnicamente, racionalmente, estamos seguros que este proyecto va a avanzar en esas instancias”, agregó Ramírez.

Judicialización del proyecto

Por otra parte, el mandamás de Puerto Valparaíso indicó que una posible judicialización del proyecto T2 causaría un daño al retrasar, aún más, la construcción de la infraestructura.

“Estas mismas personas que están objetando podrían después llevar este debate a instancias judiciales y eso significa que para que la resolución esté firme, es decir, para que podamos iniciar una construcción, hay que esperar la resolución de los tribunales, y los tiempos judiciales son tiempos que no se controlan y que han demostrado durar meses y hasta años. Ahí creemos que está el principal daño que nos pueden hacer estas objeciones, las cuales las respetamos, pero que objetivamente lo que pretenden hacer es quitarnos un tiempo valiosísimo”, explicó.

“Por eso invitamos a todos quienes son detractores a que si efectivamente lo que pretenden es un debate técnico, que tengamos un debate técnico en las instancias que la ley ha previsto, y una vez que el debate técnico esté resuelto, entonces que no se utilice el abuso del derecho para llevar esto a un juicio meramente instrumental y quitarnos dos años o tres años que eventualmente puede hacer que el modelo de negocios se vea afectado”, concluyó Ramírez.


 

Compartir