Presidente de la CNC boliviana advierte “riesgo político” sobre puertos chilenos por demanda marítma ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Bolivia, Marco Antonio Salinas, advirtió del latente riesgo político sobre los puertos chilenos en caso de que la tensión suba entre Bolivia y Chile, como consecuencia de la demanda marítima boliviana encarada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

“El comercio sigue vigente y seguimos haciendo negocios. La dinámica comercial muchas veces está por encima de la dinámica política, pero, evidentemente hay, lo que nosotros hemos dicho, un riesgo político con los puertos chilenos, que no es el riesgo comercial. El riesgo político es que la tensión pueda subir y perjudicar la economía”, sostuvo.

“El riesgo político está ahí y más allá de la voluntad de los empresarios bolivianos y chilenos, si la situación política se degradara, los perjudicados seríamos los bolivianos en cuanto al comercio exterior. Esa situación está latente y es importante”, añadió durante una conferencia de prensa.

Salinas aseguró que se debe explorar la posibilidad de habilitar puertos alternativos que permitan a Bolivia no depender de los terminales chilenos. “Nosotros como Cámara estamos trabajando para lograr la concesión del Puerto de Ilo (Perú) y el Gobierno por el lado del Atlántico ya ha manifestado su voluntad de construir el Puerto Busch”.

La CNC boliviana estima que si se logra concretar la habilitación de Puerto Busch, en el inicio de la hidrovía Paraguay-Paraná, y la concesión del Puerto de Ilo, en Perú, Bolivia tendría  más posibilidades de ejercer su comercio internacional.

La demanda marítima ante La Haya se encuentra en su fase de alegatos de Bolivia y Chile, donde por una parte el país altiplánico a intentado demostrar que Santiago ha intentado negociar una salida al mar con soberanía, mientras que la posición chilena habla de la plena vigencia del Tratado de Paz y Amistad de 1904 y de que no existe una razón que obligue al país a alterar dicho documento.


 

Galerías y vídeos portuarios