Presidente de la junta directiva de AAPA dice que la cadena de distribución debe operar las 24 horas al ritmo de los puertos ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Mario Cordero, presidente de la Junta Directiva de la Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA), en su intervención transmitida desde el puerto de Long Beach para el congreso de AAPA, en donde es director ejecutivo, expresó que la industria debe reaccionar para “recuperar el dinamismo que ostentaba antes de la pandemia”.

“Para ello será necesario que la cadena de distribución de mercancías en toda América trabaje al ritmo de los puertos, con operaciones 24 horas, los siete días de la semana”, precisó Cordero.

Dijo que para que el comercio internacional funcione a ritmos que permitan superar los desafíos actuales es necesario que toda la cadena de suministro “esté abordo” con operaciones a la par del resto del sector.

Explicó que los puertos y otros eslabones de esta industria han adelantado muchos esfuerzos para atender las necesidades de la carga sin descanso, sobre todo ahora que los retos se han intensificado. “En Asia, por ejemplo, se trabaja en horario continuo todo el tiempo y no lo hacen solo los puertos sino todos los sectores conexos al comercio”.

“Es urgente que la cadena de suministro en cada país se comprometa con un trabajo 24/7, porque, ante las eventualidades como la que ahora enfrenta la industria, solo seremos fuertes si actuamos unidos. Trabajar juntos es la clave”, puntualizó el ejecutivo.

Por su parte, Alfonso Salas Trujillo, gerente general del Grupo Puerto de Cartagena, explicó que “la dinámica de trabajo continuo se cumple en algunos sectores de la cadena como, por ejemplo, con la atención de los puertos a los buques, pero no se ha logrado hacer lo mismo con el transporte terrestre”.

El gerente detalló que “en Colombia y en casi todos los países de América, el sector de transporte de carga por carretera suspende actividades después de medianoche hasta las 5:00 de la mañana, de forma tal que se pierden cinco horas diarias, 150 al mes y 1800 al año por cada transportador, tiempo en el que se deja de usar la infraestructura portuaria dispuesta”.

A juicio de Salas Trujillo, hay que “emprender un esfuerzo general con soluciones pedagógicas y mucha paciencia, porque se trata de una cuestión cultural, difícil de cambiar, pero no imposible”.

Continuó diciendo que “se necesita una reflexión constructiva, porque no hay razón para dejar de operar justo en las horas más aplicables para el desplazamiento, porque no hay tráfico en las calles, los puertos están atendiendo y el resto del sector también. Es un esfuerzo pedagógico, de transformación, no de crítica”.


 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos