Proyecto de conectividad ferroviaria entre Chile y Argentina abre expectativas en puertos del Bio Bio ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


El desafío de conectar al Pacífico con el Atlántico por vía férrea, mediante una inversión de USD 1.000 millones, abre altas expectativas en la Región del Bio Bio cuyos terminales quedarían unidos al Puerto de Bahía Blanca, pasando por la provincia argentina de Neuquén.  

El trazado del Ferrocarril Trasandino del Sur supondría -en el mediano plazo- un aumento en el tránsito de cargas entre ambos países.

Carlos Sanhueza, gerente del Programa Estratégico Mesorregional de la Zona Centro Sur (PEM), calificó la iniciativa binacional, que recientemente fue analizada en un seminario desarrollado en la Embajada de Chile en Argentina, como una iniciativa viable.

“Un proyecto de estas características es un anhelo importante tanto en la Región del Bio Bio como en la Araucanía. La oportunidad que genera la posibilidad de traer carga de Argentina que se podría ver mejorada en su eficiencia para salir por los puertos del Bio Bio y por la Araucanía es relevante para ambas regiones. Es un proyecto viable e interesante que tiene posibilidades técnicas que se abre a través del Paso Pino Hachado con una posibilidad de generar un centro de transferencia de carga en la zona de Victoria, pero debe existir una demanda que en estos momentos es potencial, por lo que hay que esperar que esa demanda crezca lo suficiente”, dijo Sanhueza a PortalPortuario.cl.

Carlos Sanhueza, img: PortalPortuario.cl

Sanhueza no se aventuró a proyectar una fecha de inicio de las obras en relación a la demanda, pero resaltó  el interés de ambos países en abrir el corredor bioceánico ferroviario, lo que “es una señal potente para el mercado”.

Sanhueza comentó que en el PEM efectuarán un estudio de carga para identificar el tipo de mercancías que podrían transitar por los rieles trasandinos. “Hoy por hoy podríamos pensar en carga animal o minera, pero hoy no hay cifras sufientes como ocurre en el norte (Antofagasta) donde hay señales más claras de las cargas que se podrían mover desde y hacia Argentina”.

La visión del profesional fue compartida por Rodrigo Monsalve, gerente general de la Portuaria TSV, quien también calificó como un desafío clave identificar los aspectos clave de la solicitación que tendría un servicio férreo internacional vinculado a los terminales portuarios.

“El desafío es transformar esta idea en un proyecto y para eso es esencial poder determinar la demanda por este servicio de transporte de carga ferroviaria entre ambos países”, acotó.

Capacidad portuaria

A juicio de Sanhueza, los puertos de la Región del Bio Bio tienen capacidad para soportar un aumento de demanda en relación a la carga férrea.

“Los terminales tienen brechas de capacidad que permitirían sostener un aumento de demanda generada por iniciativas de este tipo. En general faltaría infraestructura que permita conectar desde tren en forma interna, tanto en Chile como Argentina”, comentó.

Javier Anwandter, Img: Puerto Coronel

Javier Anwandter, gerente general de Puerto Coronel, visualizó que el Tren Trasandino del Sur inyectaría 1,5 a 2 millones de toneladas anuales de carga y coincidió con Sanhueza que, para viabilizar el tendido, debe asegurarse la construcción de obras complementarias, entre ellas, conectividad vial y ferrovial interior en la Región del Bio Bio.

“Considerando que este proyecto implica un transporte potencial de carga de 1,5 a 2 millones de toneladas al año, es una buena oportunidad para aumentar la transferencia de productos en que tenemos amplia experiencia. Ahora bien, este esfuerzo debe necesariamente complementarse con un fortalecimiento de la infraestructura ferroviaria de la región, como una renovación en la red que comunica la zona costera con el interior y la construcción de un nuevo puente ferroviario”, señaló el ejecutivo a PortalPortuario.cl.

“Desde nuestra región, y en concordancia con la Estrategia Regional de Desarrollo y nuestro plan estratégico, promovemos el desarrollo de una actividad portuaria y logística que sea uno de los motores de desarrollo de la zona y por eso este tipo de iniciativas nos permite ofrecer nuevas opciones para una actividad fundamental para la región  con énfasis en una actividad logística portuaria que permita abrir nuevos horizontes de intercambio para el comercio internacional”, complementó, a su vez, el gerente general de Portuaria TSV. 

Rodrigo Monsalve, img: PortalPortuario.cl

En esa línea, Anwandter aseguró que el Corredor Ferroviario posibilitará sacar máximo provecho al potencial portuario local que cuenta con cerca de una decena de terminales, cuatro de ellos multipropósito.

“El proyecto del Corredor Ferroviario Binacional que impulsan las autoridades de Chile y Argentina, es una buena noticia para la competitividad del sistema portuario de la Región del Bio Bio. Esta región concentra un potencial portuario muy importante y que a la fecha no es aprovechado en su totalidad. Todos los puertos importantes de la zona tienen capacidad suficiente para atender más carga de importación y exportación”, apuntó.

“En el caso de Puerto Coronel, por ejemplo, tenemos la capacidad suficiente para atender aproximadamente un 50% más de la carga que actualmente gestionamos, pudiendo llegar a cerca de los 14 millones de toneladas al año”, resaltó Anwandter.

Rodrigo Díaz, intendente del Bio Bio, observó que la zona se convertirá, de concretarse la construcción del trazado binacional, en un polo de intercambio comercial y logístico.

“Los beneficios son muchos. Por ejemplo consolidaremos la capacidad de nuestros puertos ya que se podrán sacar productos argentinos por nuestras costas. Además se generará un polo virtuoso de intercambio de insumos para la industria local, así como también se generarán nuevos negocios para emprendedores de nuestra región. Entendemos este proyecto como un corredor entre dos océanos, que viene a confirmar que la Región del Biobío es el polo logístico de la macrozona centro sur de Chile”, afirmó la autoridad al ser consultada por PortalPortuario.cl.

Rodrigo Díaz, img: PortalPortuario.cl

Sobre la potencial existencia de carga suficiente para mover entre ambos extremos de la línea y sus puntos intermedios, Díaz aseguró que existe.

“Existe demanda y existe una visión estratégica de desarrollo que apunta a la internacionalización de la Región del Bio Bio y una mejora concreta de conectividad entre los océanos Pacífico y Atlático que busca atraer inversión y generar nuevas oportunidades de negocio para nuestros puertos. En otras palabras estamos siendo muy responsables para lo que vendrá a futuro en las conversaciones descentralizadas que deben tener las regiones chilenas con sus pares extranjeras”, aseveró.

Fiscalización

La futura conectividad ferroviaria que podría facilitar el intercambio de cargas de la agroindustria y la ganadería, suponen, a la vez, un reto para mantener la firme barrera fitozoosanitaria que caracteriza a Chile.

En ese sentido, desde el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la Región del Bio Bio explicaron como servicio están preparados ante una mayor exigencia futura.

“SAG en la región del Bio Bio, a través de la oficina Talcahuano, cuenta y contará con el personal capacitado para aplicar todos los procedimientos y normativas vigentes, tal como se está haciendo actualmente. El SAG tiene presencia en todos los puertos de la región del Bio Bio“, apuntó la entidad.

Desde el SAG, detallaron, además, que “en cuanto al control de tránsitos atingentes al servicio en  el año 2016 ingresaron a los puertos de la región 1.135 contenedores con fruta procedente desde Argentina. Se estima que esta cantidad seguirá en aumento. En estas cargas se verifica la mantención del resguardo fitosanitario durante el tránsito por el país”.

“En caso que se solicitara la desconsolidación y consolidación en territorio nacional de los productos en tránsito se debe aplicar la normativa para este tipo de requisitos que deben cumplir los recintos donde se podría realizar esta actividad, todo bajo supervisión y autorización previa de parte del SAG”, ejemplificó el organismo.

El SAG, por otro lado, resaltó la existencia de un protocolo de tránsito y procedimientos de aplicación comunes con su contraparte argentina; es decir, con el Senasa, por lo que las fiscalizaciones no representarían mayores complejidades dada la práctica coordinada que prevalece entre ambas instituciones.


 

 

Galerías y vídeos portuarios