Puerto de Barranquilla pierde 18 millones de dólares en medio de crisis por baja profundidad de aguas ¿Encontraste un error? Avísanos


El Puerto de Barranquilla se encuentra enfrentando una crisis sin precedentes, debido a que el canal navegable que da acceso a la instalación portuaria registró su mínimo histórico de profundidad, con solo 6.2 metros.

Lo anterior, está generando dificultades a la operatividad del puerto, dado que no estarían las condiciones para que entren barcos o salgan del lugar, ante lo cual 16 naves han tenido que ser desviadas por el bajo calado operacional hacia Santa Marta y Cartagena.

La situación está afectando las finanzas del Puerto de Barranquilla, pues según Lucas Ariza, director ejecutivo de Asoportuaria (Asociación de Puerto del Atlántico) se han reportado pérdidas por 18 millones de dólares debido al cese de actividades, que se prolonga desde el 19 de noviembre.

“La situación es bastante dramática. Durante este fin de semana, hubo varios buques que estaban cargados, y que tuvieron que descargarse para poder zarpar. Esto, sin duda alguna, genera unos sobrecostos por tener que bajar nuevamente esa carga, además de pagar un falso flete por el procedimiento”, indicó Ariza al portal Alerta Caribe.

El también vocero de Asoportuaria, Clemente Fajardo, envió una dura crítica al manejo que Cormagdalena le ha dado al río Magdalena, señalando que “bajo ninguna circunstancia podemos dilatar la solución de la crisis en el Puerto de Barranquilla. Cada día que se pierde de profundidad en nuestra terminal portuaria, es un día en el que también se va perdiendo la competitividad para la ciudad. Esto genera que, efectivamente, se registren aumentos en los productos para todos los barranquilleros y pérdidas para nuestros negocios”.

El representante añadió que “ya estamos registrando incremento en los productos a granel, el trigo, la soya, los arroces y hasta en los huevos. Esta es una situación que no da espera, dado que los principales afectados están siendo los barranquilleros. Exigimos a Cormagdalena que tome, de una vez, acciones que logren superar esta crisis. Además, pedimos a la draga ‘Jan de Null’ que colabore y retome los trabajos de dragado”.

En manos del río

Por su parte, el director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado, aseguró que “la gran realidad es que estamos en manos del río. Las tasas de sedimentación siguen siendo altísimas y de lo que se trata es de buscar puntos de consenso e intervenir a través de la draga Bartolomeu Días la zona de Bocas de Ceniza”.

Ante la exigencia de la firma de dragado, que exige un canal de 150 metros de ancho y una profundidad de 8.5 metros para trabajar, Jurado comentó que “ellos hicieron unos planteamientos que antes francamente no han tenido antecedentes en la condición portuaria. Hoy resulta que necesitan una condición de profundidad mínima y de ancho”.

Jurado aseguró que planteó “un acercamiento técnico” con Jan De Nul pero admitió que a la firma belga “no podemos obligarla a dragar por fuera de las condiciones requeridas por el capitán de la nave. Hoy lo que estamos pensando es buscar mecanismos alternativos que permitan intervenir en Bocas de Ceniza. Si con remolcadoras, si con retroexcavadoras”, junto con pedir a la empresa europea que “entienda la urgencia de la ciudad”, en declaraciones al sitio La Libertad.

Revisión

El director del Observatorio del Río de la Universidad del Norte, Humberto Ávila, sostuvo en diálogo con RCN RADIO Barranquilla que antes de continuar contratando dragados, se imponía la revisión técnico/científica de la dinámica en el río Magdalena. “Es necesario realizar los estudios científicos y técnicos con todo el rigor. Hay recursos para contratar dragados multimillonarios, pero nunca para realizar las investigaciones que se requieren y entender esa dinámica. No entender qué es lo que sucede físicamente en un sector, yo creo que es el primer paso para ser consciente de que deben tomarse otras decisiones. La inversión en investigación es muy rentable, ya que son muchísimos menos recursos los que se invierten, a comparación de sostener un dragado a meses o por volúmenes”.

Finalmente, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, también se refirió este fin de semana sobre la situación del Puerto de Barranquilla. “Aplaudimos los esfuerzos del gobierno nacional, pero creemos que Cormagdalena sigue sin entender la dinámica del río. Es un hecho desafortunado que hoy nos resta competitividad y necesitamos que se agilicen las decisiones lo más pronto posible”, señaló a la web Alerta Caribe.

La Dirección General Marítima (DIMAR) tomó la decisión de restringir el paso por el canal de acceso en el Río Magdalena debido a la profundidad de 6.2 metros el 19 de noviembre.


 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos