Puerto de Vigo tendrá nueva terminal de cruceros

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Vigo, en España, aprobó convertir las antiguas naves de la fruta en segunda terminal de cruceros.

Así lo comunicó, en rueda de prensa, el máximo responsable portuario, Ignacio López-Chaves, quien informó del visto bueno de todos los consejeros, salvo el del representante del Gobierno municipal, el Alcalde Abel Caballero, que se opuso a esta medida y votó en contra.

Según explicó López-Chaves, el Consejo de Administración dio luz verde al inicio del expediente de modificación puntual del Plan Especial del Puerto, que deberá ser ahora ratificado por el Ayuntamiento de Vigo. Tras su aprobación por parte del Gobierno municipal, el documento será remitido a la Xunta de Galicia.

“Queremos tener una segunda terminal preparada y disponible para cuando atraque un crucero en el Muelle de Comercio. Queremos poder atender a los cruceristas y a las navieras en unas condiciones óptimas. Otros puertos están poniendo en marcha su primera terminal de cruceros y nosotros queremos poner en marcha la segunda”, subrayó.

Según informó el ejecutivo portuario, aunque hasta el momento se ha utilizado parte de las antiguas naves de la fruta como segunda terminal de cruceros, “no estaba en las mejores condiciones”. Tanto es así que, ante la carencia de servicios, “utilizábamos baños químicos” y “no podíamos ofrecer a las navieras unas instalaciones dignas y de calidad que nos permitan mantener el nivel que siempre ha tenido el Puerto de Vigo”.

Por ello, para López-Chaves, la aprobación por parte del Consejo de Administración del inicio del expediente de modificación puntual del Plan Especial del Puerto es “muy importante”; una “apuesta” de la Autoridad Portuaria por el tráfico de cruceros, como principal entrada de turistas extranjeros en la ciudad. “Este año casi 290.000 personas llegarán a Vigo a través de su Puerto y con una segunda terminal tendremos mayor capacidad y mejores servicios”.

Interacción puerto-ciudad

Además de destinar las antiguas naves de la fruta a segunda terminal de cruceros, la institución que preside Ignacio López-Chaves quiere convertir parte de estas instalaciones en una nueva zona de ocio abierta a la ciudad, destinándola a relación puerto-ciudad, así como a otros destinos portuarios. Según aseguró, “hay empresas que ya están interesadas”.

“Hoy tomamos la decisión de dotar al Puerto de Vigo de una segunda terminal de cruceros, abriéndola no solo a los turistas, sino también a los vigueses. Es bueno para la ciudad, bueno para el Puerto, bueno para el sector de la hostelería y bueno para el turismo de Vigo. Esperemos que pongan el interés suficiente y que se den cuenta de que se trata de un proyecto estratégico de ciudad, clave para continuar manteniendo el liderazgo de todo el noroeste peninsular en el tráfico de cruceristas”, destacó.

“No va a haber ningún otro puerto en el noroeste de España que tenga una segunda terminal de cruceros y así se lo vamos a comunicar a las navieras”, aseguró. “En los últimos años hemos invertido más de 10 millones de euros en el tráfico de cruceros. Estamos llenando la ciudad de visitantes y lo que queremos es que vengan más. A veces conseguir las cosas es complicado y el daño no se le hace a la Autoridad Portuaria de Vigo; el daño se le hace a las empresas de hostelería, de turismo y a la imagen de la ciudad”, subrayó.

“Yo no me imagino al Alcalde de Matosinhos votando en contra de la terminal de cruceros del Puerto de Leixoes (Portugal)”, lamentó. “Solo espero que esto no signifique una paralización, un retraso o un boicot a la tramitación del Plan Especial. Esperamos que se cumplan los plazos”.

Tras el visto bueno del Consejo, la Autoridad Portuaria de Vigo presentará “hoy mismo”, según confirmó el propio Presidente de la institución, la modificación puntual al Ayuntamiento “para que siga los trámites que fija la ley”. “El primero de ellos  es pedir a la Xunta de Galicia una evaluación ambiental simplificada”, tras lo que se continuará con la tramitación del Plan Especial.

“Tenemos experiencia de modificaciones puntuales del Plan Especial. La primera, se llevó a cabo para poder hacer el túnel de Beiramar y su tramitación, desde que fue aprobada por el Consejo de Administración de la APV hasta su aprobación definitiva por parte del pleno del Ayuntamiento, fue de siete meses y veinte días; mientras que la segunda modificación del Plan Especial, tramitada para poder levantar el Centro Comercial A Laxe, fue de nueve meses, incluyendo un cambio de Gobierno municipal”, destacó.

Por ello, “espero que prime la cordura”, ya que “ahora no existe ningún obstáculo legal para poder tramitar el expediente”. “Deseo que, en esta ocasión, también exista colaboración por parte del Concello de Vigo y de la Xunta de Galicia para que el Puerto pueda disponer de una segunda terminal de cruceros.

 

Galerías y vídeos portuarios