Puerto Lirquén expresa preocupación a sus trabajadores debido a paro de la UPCH

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Puerto Lirquén

Mediante una carta, publicada en su fan page de Facebook, Puerto Lirquén se dirigió a sus trabajadores para expresar la preocupación de la empresa debido al paro que la Unión Portuaria lleva adelante con el objetivo de reivindicar pensiones de gracia para ese sector.

En la misiva, firmada por Juan Alberto Arancibia, gerente general de Puerto Lirquén, se advierte que la movilización iniciada el pasado 7 de noviembre es “ilegal” y “afecta la imagen del puerto” en un momento de renovación de contratos.

“Es necesario recalcar que estamos ante una acción fuera del marco legal, pues se aleja por completo de los protocolos de negociación colectiva establecidos en la normativa”, indicó Arancibia en la carta.

El ejecutivo expuso que, la paralización -además- “se produce por un conflicto entre los trabajadores y el Estado; por lo tanto, ni las empresas portuarias ni los clientes tienen responsabilidad en su génesis y menos en su solución. Sin embargo, son los primeros afectados por sus consecuencias”.

“Independiente del resultado de las tratativas con el gobierno, es un hecho que el paro repercutirá negativamente en la empresa en su conjunto. Esto incluye a los trabajadores, tanto por los turnos que ya no se realizaron como por los que se seguirán perdiendo de continuar la movilización”, aseguró Arancibia.

“Relacionado con lo anterior, 2018 es un año de renovación de contratos para Puerto Lirquén. En consecuencia, es evidente que este paro daña la imagen de la compañía y sus trabajadores con miras a mantener la relación con sus clientes”, advirtió Arancibia.

“Por ello, les hago un fuerte llamado a cuidar el trabajo, a cuidar la confianza que nuestros clientes han depositado en Puerto Lirquén, una confianza que tanto tiempo y esfuerzo nos ha costado construir. Cuidar el trabajo es cuidar el servicio que prestamos, hacerlo con excelencia y sobre todo con responsabilidad y mirada de largo plazo. Lo que está en juego hoy no es solo la petición que los trabajadores formulan al gobierno, sino la continuidad, estabilidad y sustentabilidad de nuestra fuente de sustento”, agregó.

“Les pido encarecidamente reflexionar sobre esto, pensar que las acciones tienen consecuencias y que los puertos no tienen patrimonios infinitos ni una existencia asegurada. Aún es tiempo de recapacitar y tomar decisiones que enmienden el rumbo y no comprometan el futuro de todos”, concluyó Arancibia.


 

Galerías y vídeos portuarios