Puerto de Los Ángeles amplía incentivos para reducir emisiones de buques ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El Puerto de Los Ángeles y otros terminales que participan en el Environmental Ship Index (ESI – Índice de Buques Ambientales) han ampliado sus programas de premios a operadores de embarcaciones dispuestos a ir más allá de las normas reglamentarias para reducir emisiones de las embarcaciones. Bajo una nueva fórmula que entró en vigor el 1 de julio, los operadores de buques que participan en el ESI ahora están ganando más puntos de incentivo por reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los buques.

El CO2 es la mayor fuente de gases de efecto invernadero, que atrapan el calor y contribuyen al calentamiento global, y los buques son una fuente clave de emisiones de CO2 por las operaciones relacionadas con puertos. Los operadores de navíos que participan en programas de ESI ya ganan puntos por reducir los óxidos de nitrógeno (NOx) y los óxidos de azufre (SOx), ambos componentes del smog.

El programa de ESI es parte de la serie de estrategias de aire limpio que ha implementado el Puerto de Los Ángeles para dramáticamente reducir las emisiones de embarcaciones entre 2005 y 2015. Tan solo para navíos, las emisiones totales de materia particulada de diésel (DPM, por sus siglas en inglés) se han reducido un 87 por ciento, las emisiones de NOx cayeron un 29 por ciento y las emisiones de SOx se han desplomado un 97 por ciento, acercándose a su total eliminación.

Los programas de ESI usan un sistema de puntos basados en compras de combustible, tecnologías de reducción de emisiones a bordo y categorización de máquinas de buques de acuerdo con normas establecidas por la Organización Marítima Internacional (OMI). El total de puntos determina si un buque califica para una subvención de incentivo por parte de un puerto participante.

Los puertos miembro han puesto en práctica la nueva fórmula porque el sistema de reportes de ESI ya recaba los datos necesarios de desempeño de los operadores participantes para evaluar la evidencia de un buque en el mar y, por extensión, de sus emisiones de CO2. Las emisiones reducidas de CO2 son calculadas comparando el consumo de combustible de una nave y la distancia navegada cada año para 2013, 2014 y 2015 con los mismos datos para 2016. Si la navegación en 2016 fue más eficiente que en los años de línea de base, los operadores de navíos habrán reducido las emisiones de CO2 y habrán incrementado su puntaje total.

Típicamente, los operadores ganan puntos según las recaladas en cada puerto en la red de ESI. Bajo la nueva fórmula, los operadores participantes recalando en el Puerto de Los Ángeles que reporten datos de CO2 y muestren mejoras sobre los años de línea de base podrían ver estos puntos adicionales mejorar sus puntajes ya en septiembre.

En Los Ángeles, un buque con un puntaje de 50 o más le genera al operador $2.500 por recalada, mientras que un puntaje de 40 a 49 es premiado con $750. Además de cumplir con los requisitos de combustibles más limpios bajo el Área de Control de Emisiones de Norte América y la Junta de Recursos de Aire de California y de contar con capacidad de electricidad desde tierra, los buques que ganan 50 puntos o más típicamente tienen motores calificados como más limpios que la norma de motores Nivel 2 de la OMI y utilizan combustible más limpio que lo exigido por regulación y brindan datos sobre CO2. Las subvenciones de incentivos son pagadas por trimestre.

Adicionalmente, en el Puerto de Los Ángeles, un buque con motor Nivel III es elegible para un incentivo de $5.000 por recalada y los buques participantes en proyectos demostrativos aprobados del Programa de Mejoras Tecnológicas son elegibles para $750 por recalada.

Lanzado por una serie de puertos del norte de Europa en 2011, el programa de ESI premia a los operadores de embarcaciones por reducir las emisiones de sus buques más allá de los requerimientos internacionales y con anticipación a regulaciones pendientes. Los proveedores de incentivos incluyen puertos, organizaciones de prácticos y otras entidades. Los Ángeles se convirtió en el primer puerto norteamericano en unirse al programa cuando adoptó su ESI en 2012.


 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos