Relaciones exteriores rechaza queja boliviana sobre paro aduanero en instancia internacional

El Ministerio de Relaciones Exteriores respondió a Bolivia respescto de la queja que efectuó en el marco de la reunión de Seguimiento del Programa de Acción de Viena para los Países en Desarrollo sin Litoral, que se efectuó en Livingstone, Zambia. En esa instancia, la delegación boliviana aludió a un reclamo por los supuestos efectos del pasado paro de los funcionarios aduaneros chilenos, afirmando que se había originado un bloqueo y paralización del tránsito boliviano por territorio chileno.

En ese contexto, mediante una declaración pública, el Gobierno aclaró que  “esta manifestación sindical -completamente ajena a la conducta de los órganos del Estado de Chile- no implicó un bloqueo al tránsito boliviano, ya que a pesar de la paralización los pasos fronterizos con Bolivia así como los puertos de Arica y Antofagasta, a través de los cuales Bolivia realiza su comercio de tránsito, funcionaron durante sus horarios habituales. También lo hicieron los puertos de Iquique y Mejillones, los que en todo caso no están afectos a ese régimen de libre tránsito”.

Desde el Minrel, además, se explicó que “según estadísticas entregadas por la Dirección Nacional de Aduanas, el tránsito de camiones bolivianos por los pasos fronterizos no se detuvo y todos los vehículos que llegaron a la frontera fueron atendidos, lo que refleja la permanente preocupación del Estado de Chile por la situación producida. Resulta en consecuencia completamente antojadizo afirmar, como lo hace Bolivia, que dicha acción haya estrangulado al comercio exterior boliviano”.

De esta manera, el Gobierno de Chile enfatizó que “rechaza las afirmaciones bolivianas, que intentan vincular esa acción sindical a una supuesta responsabilidad internacional de Chile. Consta a Bolivia cómo el Estado chileno la mantuvo permanentemente informada sobre la evolución del movimiento sindical y la adopción de todas las medidas disponibles conforme al marco legal, para brindar atención en los pasos fronterizos y en los puertos”.

La Delegación de Chile en aquella reunión desmintió tales afirmaciones en los señalados términos, lamentando que la delegación boliviana haya utilizado este evento para plantear un tema sobre el cual nuestro Gobierno tiene una conducta irreprochable y al que ha dado respuesta por el conducto diplomático correspondiente.

Cabe indicar que durante 2014 las cargas bolivianas que utilizaron los puertos chilenos de Arica, Antofagasta, Iquique y Mejillones alcanzaron 3.484.755 toneladas, lo que implicó un aumento del 5,1% con relación al año anterior. Tales volúmenes reflejan la fluidez, eficacia y ausencia de impedimentos de que goza el régimen de libre tránsito que beneficia a Bolivia.

Galerías y vídeos portuarios