Rodrigo Pinto: “Con la ASP-B hemos construido una relación muy fructífera” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Sebastián Betancourt / AO

@PortalPortuario


La Empresa Portuaria Arica (EPA) comenzó a aplicar, en 2019, un Manual de Servicios y Tarifas. La medida sirvió, según su gerente general, Rodrigo Pinto, para reforzar la relación con la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B).

El ejecutivo explicó a PortalPortuario.cl que “desde la aplicación del Manual de Servicios, con la ASP-B hemos construido una relación muy fructífera que ha permitido cumplir los acuerdos alcanzados. Hemos construido un trabajo conjunto, cuyo objetivo central ha sido mejorar la fluidez y competitividad del comercio exterior boliviano, propiciando el despacho rápido de las cargas a su destino final”.

Durante su gestión, y tras la aplicación del Nuevo Manual de Servicios del Puerto de Arica, hubo un cambio en la relación con los clientes, en especial, con la ASP-B ¿Cómo evaluaría la aplicación de este manual y la nueva forma de tratar con los clientes?

La experiencia ha sido extraordinariamente positiva. En primer término porque Arica es un puerto público y como tal debe ofrecer los mismos servicios y cobrar las mismas tarifas para todos los usuarios, salvo las condiciones que por volumen o frecuencia ameriten un tratamiento distinto. Parte de la carga boliviana no se encontraba sujeta a estos cánones y su incorporación el 2019, ha permitido que los usuarios accedan a beneficios e incentivos que mejoran su comercio exterior y mejoran la operación portuaria, tales como el despacho programado a “tarifa cero”, en modelo en que todos ganan. Esta nueva relación con la Administradora de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B), que lleva poco más de un año, es fruto de un diálogo cercano y empático que propiciamos junto a sus ejecutivos.

En términos de movimiento de carga, ¿con qué resultados cerró Puerto de Arica el año 2020?

Lo primero es que cerramos el año con un récord de carga total en graneles vegetales, con cerca de 500.000 toneladas y con un crecimiento de 57%. En carga total, la proyección indica que el cierre será con un -8% respecto de 2019. Somos muy optimistas de que este desempeño se verá fuertemente compensado en 2021, con la reactivación de actividades de distintos productores que paralizaron su producción durante los meses más difíciles de la pandemia.

¿Qué proyecciones prevé a futuro para el puerto?

El Puerto de Arica tiene la mirada en los desafíos a futuro, que consideran la atracción de demanda de industrias específicas del comercio exterior de Paraguay, de Bolivia y del sur del Perú. Pensamos además en ofrecer plataformas atractivas para el incentivo del uso de contenedores, contenedores refrigerados, y contenedores rotainers. Por último, queremos ampliar la cadena logística complementando el transporte terrestre con el uso del ferrocarril. En estos desafíos el Puerto cumple un rol articulador, ya que su ejecución depende del concurso de otros actores.

Otro elemento que no ha dejado de estar en la agenda es la preocupación por el medio ambiente con énfasis en la descarbonización ¿Su puerto tiene algún proyecto sobre la materia?

Nuestro puerto inició su certificación de un Acuerdo de Producción limpia (APL) el 2018, logrando la coordinación y nuevas prácticas de todas las empresas que participan de la actividad portuaria. De la misma manera, la incorporación de tecnología Short Tension para el atraque y amarre dinámico de naves en condiciones meteorológicas difíciles, permite el desarrollo de actividades limpias sin uso de remolcadores. La incorporación de tecnología digital en el ordenamiento del patio, también ha permitido una mayor eficiencia y menos movimientos de grúas, con el consiguiente ahorro en el uso de combustibles.

Se acaban de finalizar las obras de profundización de los sitios 4,5 y 1 ¿Qué expectativa abre esto para el Puerto de Arica?

Este proyecto coloca al Puerto de Arica en una excelente posición dentro de los puertos de la macroregión andina, tanto del sur del Perú como del norte de Chile, dado que esos terminales presentan sitios con calados para ese perfil de naves. El Puerto de Arica valora la competencia y por eso nuestro espíritu nos mueve a realizar diversas acciones para ser más competitivos, considerando que en el entorno hay puertos con condiciones semejantes. La puesta en marcha de un sitio con mayor calado junto con la sustancial disminución de cierres de puertos que ha logrado Arica a partir de 2019, en que redujimos los cierres en un 40% respecto de los 5 años anteriores, tiene que ver con ese espíritu que busca situarnos como la mejor alternativa ante las navieras y el comercio exterior.

Si bien la infraestructura se ha puesto en relieve ¿Qué proyectos de infraestructura o superestructura tiene su puerto en carpeta para abordar los desafíos futuros de una industria siempre demandante y desafiante?

El Puerto de Arica acaba de concluir en su etapa de obras civiles un proyecto de profundización de los sitios 4 y 5 para obtener un calado de 11,4 metros. Esto permitirá atender naves del tipo Super Postpanamax Plus, por lo que esperamos para 2021 se comiencen a ofrecer alternativas de servicio directo en este puerto. En paralelo, se verificó el refuerzo del sitio 1, lo que permite, manteniendo la funcionalidad de ese sitio, una mayor capacidad de carga en la zona de respaldo aledaña. Adicionalmente, se desarrollan proyectos de infraestructura tendientes a lograr eficiencias en servicios básicos, seguridad, sistema anti incendios, y digitalización en el monitoreo del flujo de carga terrestre.

¿Planean realizar inversiones en otros aspectos?

Creemos que las inversiones en infraestructura deben ir complementadas con la gestión operacional, ya que tenemos la convicción de que no todo lo hace una mayor infraestructura cuando se trata de aumentar la capacidad de carga. Desde el año 2019, hemos trabajado junto al concesionario en esas mejoras.

¿Qué mejoras se han visto?

Gracias a ello, hemos logrando que el dwell-time de los contenedores en Arica bajara de 12,1 días promedio en 2018 a siete días promedio en 2020 y continúa disminuyendo. Al mismo tiempo, los despachos directos de contenedores que representaban sólo un 5% el 2018, ahora se encuentran por sobre el 20% y siguen creciendo. Es importante tener en cuenta que el Puerto de Arica está afecto al cumplimiento de dos tratados: el de 1904 con Bolivia y de 1929 con Perú. En el caso de Bolivia, la carga representa sobre el 70% del total en Arica y existen convenios complementarios de antigua data que le concedieron almacenamiento gratuito por algunos plazos, lo que opera como un desincentivo para una rápida y eficiente transferencia de carga.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias