Carolina Riesco: “Mayor inclusión femenina traería beneficios en competitividad portuaria” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Nicolás Birchmeier Rivera

@PortalPortuario


María Carolina Riesco, subjefe del Departamento Jurídico de la Directemar. Img: PortalPortuario

La subjefe del Departamento Jurídico de la Dirección Nacional de Territorio Marítimo y Marina Mercante (Directemar), la abogada CC (JT) Carolina Riesco, aseguró que una mayor incorporación femenina al sector portuario repercutiría en el sector, dando una mayor competitividad a la actividad.

En Latinoamérica, y sin ir más lejos en Chile, la participación e inserción de la mujer se ha ido acrecentando en el sector portuario, asumiendo cargos de mayor relevancia en las administraciones de los terminales, lo cual va de la mano con el empoderamiento de las mujeres para velar por la igualdad de condiciones en el mundo laboral.

Bajo este contexto, la Organización Marítima Internacional (OMI), se ha encargado de promover la igualdad de género en el ámbito marítimo portuario mediante un plan global de esfuerzos para cumplir con las metas de un desarrollo sustentable, acordado por la Organización de las Naciones Unidas. Es así que se adoptaron los Objetivos del Desarrollo del Milenio para impulsar un desarrollo marítimo sostenible a través de medidas como la promoción de igualdad de género y la inclusión laboral de las mujeres.

Realidad chilena

En el marco de la Conferencia Regional: La Mujer en las Autoridades Marítimas de Latino y CentroaméricaRiesco mencionó que el apoyo del programa de la OMI para el desarrollo sostenible y fortalecimiento del sector marítimo ha impulsado la inclusión y empoderamiento femenino a través de brindar oportunidades para la formación y capacitación en la administración del sector, mediante becas en función del género, con miras al crecimiento del área marítimo portuaria.

Riesco, en conversación con PortalPortuario.cl, señaló que la participación de las mujeres en este campo es “compleja” debido a que es un área que ha sido liderada mayoritariamente por hombres y, por lo tanto, la cifra sobre la presencia femenina, en este caso, es muy baja.

En este sentido, Riesco indicó que, según el informe Global Gender Gap 2016, del Foro Económico Mundial, Chile alcanza el 48% de participación laboral femenina, cifra que sería más auspiciosa si se considera el análisis de la Comisión de Productividad, que enfatiza en que “si tuviésemos el 61% de participación laboral femenina se verían concretamente beneficios en la competitividad chilena”.

“Pero si comprendes que a nivel general se pudiese lograr aumentar el porcentaje de un 48% a un 61%, incluso teniendo una cifra menos ambiciosa, lógicamente habrá una repercusión a nivel portuario, considerando que el 94% de las exportaciones en Chile se hace por vía marítima. Esto generaría lógicamente una mayor productividad y muchos otros beneficios”, recalcó Riesco.

Por otra parte, la especialista en temas jurídicos señaló que para mejorar estos números y situación laboral como país, es necesario impulsar la formación y capacitación hacia las mujeres, para avanzar en disminuir las brechas presentes en el sector marítimo.

“Lamentablemente las instituciones y empresas chilenas no saben cuáles son las instancias de formación, por ejemplo la OMI tiene distintos cursos sobre gestión portuaria, que si se pudiese llevar a la gente para allá, al extranjero. Si no se puede al extranjero hay alternativas en Chile, como la Universidad de Valparaíso que posee un mágister. Las personas tienen que tener mayor acceso a eso, pero creo las mujeres también tienen que tener más acceso si quieren lograr puestos de liderazgos en el sector marítimo”, señaló.

Lo anterior, lleva a que en el ámbito laboral se forme una “fidelización” por parte de las mujeres en su rol que desempeñan en el sector, debido a que son reconocidas por la empresa al enviarlas a “perfeccionarse y luego sean colocadas en el cargo que corresponde, quizás en el mismo cargo para después seguir promoviéndola, considerando que ya tiene una formación efectiva y de calidad”.

Por otro lado, con las reuniones que se están efectuando en Valparaíso con representantes de las autoridades marítimas femeninas de 18 nacionalidades para formalizar compromisos respecto a la integración de la mujer, estableciendo el Acuerdo de Valparaíso para plantear objetivos a largo plazo sobre la materia.

En la misma línea, la auditor de la Directemar, comentó que “a nivel de Acuerdo de Valparaíso, la idea es fomentar una cooperación mutua entre los países que se encuentran presentes y de todo nivel, y obviamente si nosotros socializamos la información de la cantidad de becas que se encuentran disponibles, becas de género en estas instituciones de formación marítima. Para esto tenemos que propulsar las mujeres de este ámbito y fomentar a que en el mismo ambiente más mujeres accedan a estas oportunidades”.

“Las mujeres estamos con muchas ganas de participar voluntariamente en poder lograr estos objetivos porque creemos que podemos ayudar a revertir las cifras y en crear una mayor inserción en el ámbito marítimo“, cerró María Carolina Riesco.


Galerías y vídeos portuarios