TCU autoriza la concesión de dos nuevas terminales en el Puerto de Paranaguá ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El Gobierno Federal de Brasil, a través del Ministerio de Infraestructura, informó de la aprobación de dos nuevos contratos de concesiones por parte del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU ) en el Puerto de Paranaguá, en Paraná, referido a los terminales el PAR32 y el PAR50.

Ambas instalaciones portuarias deberían generar alrededor de 5.500 nuevos puestos de trabajo. Ahora le toca a la Administración de los Puertos de Paranaguá y Antonina (APPA), primera autoridad portuaria en ganar la delegación de competencia, publicar los avisos con las bases de las subastas programadas para 2022.

Desde 2019 hasta ahora, el programa de concesiones de MInfra ya transfirió la administración de 33 áreas al sector privado, generando más de 700 millones de dólares en inversiones en el sector. Las más recientes se realizaron durante la Super Infra, con la mayor subasta portuaria de la historia, garantizando más de 125 millones  de dólares en mejoras y ampliación de terminales en los puertos de Santos (SP) e Imbituba (SC), respectivamente, STS08A e IMB05. Además, se otorgaron más de 100 autorizaciones a Terminales de Uso Privado, generando otros casi 1.800 millones de dólares en inversiones.

Inversiones

Con una superficie de 6.651 m², la terminal PAR32 está destinada a carga general, en particular, azúcar, uno de los productos agrícolas más consumidos y comercializados en el mundo, con Brasil como líder mundial en producción y exportación. En 2015, el Puerto de Santos (SP) dejó de mover azúcar en sacos, haciendo del complejo Paranaguá-Antonina (PR) el destino natural de la carga y esencial para las exportaciones a países que no cuentan con refinerías o cuyos puertos no cuentan con modernas instalaciones para Recepción de buques portacontenedores. Se estiman USD 750 millones en inversiones privadas en un contrato a 10 años.

La terminal PAR50, por su parte, tiene una superficie de 85.392 m² para la manipulación y almacenamiento de graneles líquidos (combustibles). Los estudios apuntan a un crecimiento en el flujo de derivados del petróleo, productos químicos, GLP y etanol, con un aumento de la demanda proyectada que alcanzará los 7.2 millones de toneladas en los próximos años. En este caso, se prevé un arrendamiento a 25 años con un aporte privado de 60 millones de USD.


 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos