Terminal de Oxiquim en Mejillones registra cinco recaladas de buques con GLP para abastecer el norte ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Sebastián Betancourt / AO

@PortalPortuario


El Terminal Marítimo de Oxiquim en Mejillones registró la recalada, a la fecha, cinco buques cargados con gas licuado (GLP) para abastecer el norte de Chile, desde el arribo de la primera embarcación a principios de abril de este año.

Estas llegadas son parte de un proyecto nacido tras un acuerdo, firmado en 2019 entre Oxiquim y Lipigas, que dio paso a la construcción de una nueva planta de almacenamiento y manejo de gas licuado con capacidad de 10 mil metros cúbicos en el recinto.

La iniciativa planteó la idea de despachar, desde Mejillones, el gas licuado en camiones cisterna y reemplazar el tránsito de estos vehículos que provenían, principalmente, de la Región de Valparaíso con el producto.

Marcelo Esteban Sielfeld, gerente de la División Terminales de Oxiquim, comentó a PortalPortuario.cl que el plan “fue algo novedoso, hasta el momento hemos recibido ya cinco naves sin ningún tipo de problema. Hoy, eso significa una autonomía energética para el sector norte”.

“Antiguamente, todo el GLP partía desde la zona central, son cerca de 60 mil toneladas de GLP que iban por carretera y eso, si lo sacas por un tema ambiental por la cantidad de litros de diésel menos que se queman, ha sido un tremendo beneficio. Hemos sacado el cálculo y son alrededor de 1,6 de litros de diesel que se dejaron de consumir, que lo podríamos colocar como huella de carbono, así que este es un proyecto súper relevante del que estamos bien orgullosos”, explicó Esteban.

Según el gerente de la División Terminales, desde la planta en Mejillones están despachando “en torno a los ocho o diez camiones diarios. Hoy, también con los temas que uno va viendo en el mercado, las limitantes son variantes. A uno le llega información de que hay poco transporte, pocos conductores, así que, en el caso de nuestro cliente, le cayó como anillo al dedo que no tuvo que enfrentar este déficit de transporte terrestre y empezó a recepcionar el producto final directamente en la zona norte”.

En cuanto al desarrollo de la iniciativa, Pablo Mercado Schultz, gerente de Ingeniería de Oxiquim, relató a este medio que “fue un proyecto en el que tuvimos de todo, desde un principio todo fue cuesta arriba, desde encontrar el valor óptimo del proyecto, el permiso ambiental y después nos tocó el estallido social”.

“Esta idea partió en 2018, la pandemia nos pegó en costos, en plazos, en logística, en personal de trabajo, pero pudimos ir sorteando todos los puntos y llegamos con dos meses de atraso desde lo original. La idea era estar partiendo en enero y lo hicimos a principios de abril con la primera nave y con costos prácticamente del presupuesto, pero ha funcionado todo bien, hemos recibido cinco naves y estamos súper contentos”, expresó Mercado.

“Espero que nuestro cliente tenga más expectativa de poner más naves en el mercado y poder ir recibiendo más barcos de los que estamos esperando. La capacidad del terminal da para más”, manifestó el gerente de Ingeniería de la compañía.


 

Compartir



ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias