Transporte marítimo alemán se dirige a crisis profunda según Asociación Alemana de Armadores ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Una encuesta realizada por la Asociación Alemana de Armadores (VDR) entre sus empresas miembros concluyó que hay un déficit de ingresos dramático, que la pandemia de Covid-19 podría tener consecuencias aún más serias que la crisis financiera y que el papel de Alemania como lugar para el transporte marítimo está en peligro, por lo que se dirige a una crisis profunda.

Un total de 50 compañías navieras del país europeo participaron en la encuesta, incluidas casi todas las 30 empresas de transporte marítimo más grandes.

“La industria de cruceros y transbordadores se vio gravemente afectada por la pandemia desde el principio. Nuestra encuesta actual muestra claramente que casi todas las áreas del segmento de la industria, mientras tanto, están siendo fuertemente impactadas”, dijo Alfred Hartmann, presidente del VDR.

Una evaluación de los resultados de la encuesta reveló, entre otras cosas, que los ingresos generados por las compañías navieras disminuyeron entre 30% y 40% en promedio en marzo y abril y que el 44% ya está experimentando un deterioro sustancial de su liquidez.

El sondeo también mostró que los armadores alemanes ya han notado que las tarifas de fletamento para barcos en todos los segmentos están cayendo en parte a tan sólo 40%. Se prevé un nuevo descenso en los próximos meses.

El número de buques inactivos, que asciende a casi 500 en todo el mundo, ya está en su punto más bajo. Esto se aplica en particular al transporte de contenedores, en el que las compañías navieras alemanas juegan un papel importante, pero especialmente como proveedores de servicios de flete de tonelaje.

“La encuesta es una instantánea, refleja el estado de los primeros meses. En vista del severo colapso pronosticado para el comercio mundial, se espera que la situación del mercado para el transporte marítimo aumente aún más”, manifestó Hartmann.

“Esto significa que segmentos sustanciales de la flota mercante alemana están en peligro previsible en su existencia”, advirtió el presidente de VDR.

El máximo representante de la asociación alemana recordó las consecuencias de la crisis financiera de 2008/2009 para el transporte del país europeo y señaló que “desde entonces hemos perdido 1.500 buques mercantes”.

Si la producción y el consumo en todo el mundo no se recuperan pronto, las consecuencias de la pandemia podrían ser mucho más graves que la crisis financiera y, si se perdiera un tercio más de la flota alemana, esto pondría en peligro decenas de miles de empleos, según la VDR.

Un factor positivo es que, aunque también se ordenó trabajo a corto plazo en las compañías navieras, acompañado de programas de austeridad anunciados, la encuesta reflejó que actualmente los despidos no están planificados por más del 90% de todas las compañías navieras.

A corto plazo, las compañías navieras con sede en Alemania, al igual que otras empresas dedicadas al sector de servicios, requerirán acceso sin trabas a las medidas de ayuda de la Corporación de Préstamos de Reconstrucción Alemana (Kreditanstalt für Wiederaufbau – KFW). Hasta ahora, las medidas de apoyo aún no se han materializado en la industria en el grado requerido. Lo decisivo a este respecto es el acceso a la liquidez.

“Como la mayoría de las compañías navieras alemanas son pequeñas y medianas empresas (Pyme), se enfrentan a la extinción sin que se brinde un apoyo efectivo bajo los programas de KFW”, sostuvo Alfred Hartmann.

Además, para superar la crisis en el mediano plazo, las cargas impositivas adicionales sobre las compañías navieras alemanas en comparación con los competidores extranjeros deben evitarse con urgencia también dentro de la UE, por ejemplo, el impuesto de seguro de 19% impuesto a las pólizas de seguro de buques.

Sin embargo, el presidente de VDR también enfatizó que a largo plazo, a pesar de las cargas previsibles causadas por la crisis, seguirá siendo necesario continuar avanzando en el trabajo de investigación y desarrollo en interés del transporte ecológico e idealmente neutral en CO2.

“Esperamos que las naciones apoyen este enfoque para asegurar un futuro sostenible para el sector marítimo. Después de todo, uno de nuestros objetivos más importantes, incluso en estos tiempos difíciles, es que nosotros, en la comunidad naviera, queremos continuar haciendo nuestra contribución a la protección del clima”, concluyó Hartmann.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias