Transportistas de Valparaíso dejan de retirar cargas con envío directo-diferido los domingo

 Los transportistas de Valparaíso que atienden a los terminales portuarios han dejado de retirar cargas con envío directo-diferido como una forma resguardar el descanso de los conductores, al menos, un día por semana. La medida, que la Federación de Dueños de Camiones de la Región (Fedequinta) comenzó a aplicar desde el pasado 15 de marzo, apunta a “emparejar la cancha” respecto de San Antonio y otros puertos, donde los conductores trasladan solo mercancías agendadas.

“Lo que estamos haciendo con esto es simplemente darle una mejor calidad de vida a nuestros conductores, a nuestro personal administrativo y a la gente encargada de operaciones en las empresas que están relacionadas en el tema de la coordinación del retiro de las cargas durante los fines de semana. No es menor el hecho que tanto el conductor como el personal administrativo tiene que estar atento el viernes, sábado y el mismo domingo a los cambios de frecuencia, porque al final del día somos comodines de los puertos y los almacenistas que arman sus planes de trabajo sin importarle lo que tenga que hacer la parte contraria o el usuario, en este caso”, dijo José Egido, presidente de la Fedequinta.

“Estamos cumpliendo con la ley laboral considerando que los camiones tienen un conductor que trabaja los tres turnos de forma contínua, mientras que el puerto tiene tres turnos con tres personas diferentes. Por lo tanto, estamos resguardando la salud y la integridad de nuestra gente”, agregó el dirigente.

Egido aclaró que si bien los domingo no se trabaja, hay cargas que sí son movilizadas como “las cargas especiales como las IMO o de retiro forsozo o de otro tipo, donde sí lo vamos a seguir haciendo. Esta medida ya se está aplicando en San Antonio, en Iquique, Talcahuano y vamos a tratar de unirformar las actividades de los camioneros en el tema marítimo-portuario”.

Egido explicó que la dificultad que representa la carga con envío directo diferido es que su despacho no está consensuado con otros actores de la cadena logística, razón por la cual se cita al conductor a una determinada hora sin saber exactamente si ese es el itinerario definitivo para el retiro de la mercancía.

Cargas Limpias

José Egido señaló, además, que el gremio se encuentra a la espera de la respuesta de la Autoridad Marítima-Portuaria respecto de la aplicación definitiva del sistema de cargas limpias.

“Hoy esto no se está aplicando y llevamos seis meses esperando desde el día que levantamos la movilización anterior. Nuestras bases nos han dado el 17 de abril como ultimatum y ese día vamos a conversar con ellos para saber qué se va a hacer y qué no se va a hacer para el futuro, por lo que del 17 en adelante quedamos en libertad de acción y vamos a tener una reunión con gente de Iquique, San Antonio, Talcahuano y Santiago con los que hemos generado esta alianza marítimo-portuaria para determinar qué es lo que haremos a nivel país”, indicó.

Para ordenar definitivamente este tema, Egido planteó que las cargas que debe revisar el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) tienen que ser  inspeccionadas antes de que el transportista reciba el contenedor.

“Hasta ahora las únicas cargas que siguen revisándose y que seguimos trasladando, porque nos hemos hecho los desentendidos, para no echar más pelos a la leche y tener una solucion son algunas cargas que tienen revisión del SAG. Esas las seguimos cargando y trasladando a la Zeal, pero hemos tenido colegas que han estado a la espera hasta dos días para que los revisen, pero estamos calladitos, porque queremos aportar a una solución y no sólo ser parte de la problemática y el día que nos digan las cargas SAG las va a trasladar el propio TPS a la Zeal, nosotros encantados para seguir trabajando, porque seguir con este uso y abuso de nuestras herramientas de trabajo, ya no tiene vueltas atrás”, aseveró.

Consultado si una eventual solución podría ser que se les cancele el llamado flete corto de 11 kilómetros entre el puerto y la Zeal, el dirigente afirmó que no es algo viable, ya que los mantendría dependiendo de un tercero.

“No es una solución, porque -de igual modo- vamos a tener que tener nuestros camiones a disposición de un tercero cuando la responsabilidad, según dice el ordinario de Aduanas 12390, es del almacenista y no nuestro. La ordenanza de Aduanas dice que la responsabilidad hasta que estén hechas todas las fiscalizaciones fitosanitarias son del almacenista, en este caso, TPS que dice que no lo van a hacer, por lo que están rebelándose contra el sistema y creo que no es la manera de actuar, por lo que así como TPS dice que no lo quiere hacer, nosotros también no queremos hacerlo, porque no nos corresponde”, fundamentó.

 

Galerías y vídeos portuarios