Traslados entre Asia y Sudamérica se verían afectados tras fusión de Maersk y Hamburg Süd ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La fusión de las navieras Maersk Line y Hamburg Süd afectarían indirectamente a los traslados entre Asia y la costa este de Sudamérica, según el último informe de Alphaliner.

Tal como recoge Loadstar, el comercio entre ambas regiones tendrían una influencia disruptiva producto de las “estrictas condiciones de competencias impuestas” al acuerdo alcanzado entre ambas compañías de transporte marítimo por parte de los reguladores.

Lo anterior provocaría una “reorganización de los servicios y una  apropiación de la participación en el mercado” por el resto de las navieras, los que desencadenaría un daño al “delicado equilibrio entre la oferta y la demanda en el comercio”, de acuerdo al análisis de la consultora.

De esta manera, las tasas Container Spot Rates para el componente del tráfico entre Shanghai-Santos del Índice de Carga en Contenedores de Shanghai (SCFI, en inglés) sufrieron una caída del 13,4% en la semana pasada, pasando a USD 2,179 por TEU, lo que supone casi un tercio por debajo del nivel que presentaba hace un año, alrededor de USD 3,150 por TEU.

“En los últimos dos años, dichos niveles de tarifas se vieron respaldados por la moderación del transporte y la capacidad, que ayudaron a mantener elevada la utilización de los buques de la costa este-este de América del Sur”, indicó Alphaliner.

Oportunidades en el mercado

El análisis de Alphaliner recalcó que las condiciones impuestas a Maersk por la adquisición de Hamburg Süd de bajar su participación en los transportes entre Asia y Latinoamérica llevaría a un escenario donde el resto de las navieras ven con buenos ojos quedarse con parte del mercado latinoamericano.

De acuerdo a fuentes cercanas a ambas navieras señalaron que las condiciones para poder obtener el visto bueno de la fusión, fueron “particularmente difíciles“, ya que debieron sortear 23 jurisdicciones para poder completar el proceso de adquisición por la operación.

De esta manera, el documento enfatizó en que en abril del año anterior, la empresa danesa recibió autorización de la Comisión Europea con la condición de que termine la participación de Hamburg Süd en 5 cadenas de servicios a Europa, incluyendo el servicio Eurosal 1 para América Central y el Caribe y Eurosal 2 Europa del Norte a la costa oeste de Sudamérica, junto con enlaces desde el Mediterráneo hasta el oeste y las costas orientales de América del Sur.

Asimismo, las condiciones establecidas por el Ministerio de Comercio de China (MOFCOM) determinan que Maersk debe terminar la participación de Hamburg Süd en un Vessel Sharing Agreement de Asia a la costa este de Sudamérica, donde tuvieron que aceptar a no acordar más acuerdos de este tipo o convenios de transporte que involucren a la alianza en Asia-Sudamérica por cinco años.

Asimismo, Maersk tuvo que reducir su cuota de capacidad de compartimiento de carga reefer hasta llegar al 34%-39%, dentro de los 90 días posteriores al cierre de la adquisición.

De esta forma, Maersk se enfrenta al escenario donde las demás navieras de transporte marítimo estarían  buscar consolidar estas “oportunidades” para que quedarse con esta participación en el mercado. Tal como lo dijo Rolf Habben Jansen, presidente ejecutivo de Hapag-Lloyd, que esta fusión llevaría a brindar “oportunidades para ganar cuota de mercado en Latinoamérica”.

“Factores saludables de la carga y las atractivas tarifas de flete en este comercio impulsaron a los operadores a agregar capacidad adicional en enero“, añadió el informe de Alphaliner.


Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias
Translate »