Unión Portuaria expresa malestar ante posible reducción de pensiones de gracia a contar de 2019 ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


La Unión Portuaria de Chile, luego de conocerse la información de que el Gobierno planea reducir la cantidad de pensiones de gracia en cerca de 33%, bajando de 1.500 a unos 1.000 cupos en 2019, expresó su malestar con la medida.

A través de su cuenta de Facebook, la Unión Portuaria del Bio Bio indicó que “en vísperas de conmemorar un nuevo año del día del Trabajador Portuario por los dirigentes asesinados en San Antonio el 22 de Septiembre de 1973, el gobierno envía un claro mensaje al sector que no están dispuestos a la productividad ni la modernidad al bajar las pensiones de gracia que el mismo Ubilla firmó como ministro de Interior y Evelyn Matthei del Ministerio del Trabajo el año 2012. En donde el Gobierno se comprometió a mantener las pensiones de gracia y buscar un mecanismo de pensiones para el sector que fuera permanente en el tiempo, ya que todos sabemos que las jubilaciones que entregan las AFP son una miseria”.

“El Gobierno de Sebastián Piñera no cumple los acuerdos firmados y el actual Ministro del Trabajo Monckeberg no fue capaz de informar a la asamblea de dirigentes nacionales que asistieron a reunión el 13 de Septiembre que no están dispuestos a discutir de productividad y que el Gobierno no va a cumplir lo acordado y hoy nos enteramos por la prensa. Estos son los tiempos mejores, los tiempos donde no se cumplen los acuerdos”, indicaron los trabajadores en referencia a una entrevista del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, concedida a La Tercera.

Ubilla, cabe consignar, al ser consultado sobre la situación de los portuarios, indicó al medio capitalino que existe un compromiso del Gobierno con este sector específico. 

Alejandro Lilis, vocero de la Unión Portuaria del Norte, comentó a PortalPortuario.cl que “a nosotros nos preocupa la forma en que nos enteramos, porque llevamos tiempo buscando una reunión con el subsecretario y no hemos podido conversar. Nos preocupa esto, porque el fondo de las pensiones es ayudar a los trabajadores que están desvalidos y que han dado su vida al trabajo portuario en condiciones que el Gobierno nunca fiscalizó y creemos que aún nos falta mucha gente, entonces reducir la cantidad sin habernos consultado ni ver la cantidad de trabajadores no nos parece lo mejor”.

“Nuestra postura es que tenemos que mantener los cupos que tenemos, pero no definir una rebaja presupuestaria o de cupos sin que esto se haya conversado, eso no lo podemos aceptar como sector”, añadió el dirigente.

Lilis explicó que las pensiones son necesarias, porque se trata de ayudar a trabajadores que hoy están en edad de jubilar y que durante su etapa laboral más activa se vieron expuestos a una serie de riesgos y precariedades que no se encontraban normadas, lo que se ha traducido en que muchas de estas personas, en la actualidad, tengan dolencias que les imposibilitan continuar de la mejor forma con sus labores habituales.

“Los puertos y las empresas portuarias no fueron fiscalizadas. Este es un trabajo de alto riesgo, un trabajo que no solo es pesado, dadas las cargas que manejamos, pero además que tiene unas condiciones que no son normales, porque se trata de un trabajador que trabaja en la mañana, en la noche o en la tarde, creando trastornos del sueño, mala alimentación, esfuerzos físicos sobre las normas actuales. Estamos hablando de que los trabajadores que requieren el beneficio tienen sobre 60 años y, en esos años, el esfuerzo físico era cinco veces más alto que en cualquier otro rubro. Hoy, se mantienen esas situaciones de peligro y por eso va saliendo gente, de modo que las pensiones de gracia son muy importantes para nosotros, dado todo lo que entregó el trabajador a las empresas y al país, sobre todo si pensamos que antes del 2000 las empresas portuarias eran todas del Estado”, enfatizó.

Paro por pensiones

A fines del año 2017, varios sindicatos afiliados a la Unión Portuaria llevaron a cabo una movilización que paró recintos portuarios en exigencia del otorgamiento de pensiones de gracia, lo cual terminó luego de diez días con el compromiso del Gobierno de otorgar 200 cupos.

Este año, en tanto, el tema no ha sido ajeno a la agenda de los trabajadores vinculados a la Unión Portuaria de Chile, que abordó la materia en su última asamblea anual en Santiago, así como también en otras reuniones sostenidas con el Ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, a quien le han planteado la necesidad de avanzar sobre este punto.

 


 

Compartir