Vincent Bolloré es detenido por posibles casos de corrupción ligada a actividad portuaria en África ¿Encontraste un error? Avísanos


El magnate francés Vincent Bolloré, propietario del grupo Homónimo, fue detenido este martes bajo sospecha de corrupción en la adquisición de concesiones portuarias en África, el continente donde ha construido su imperio industrial y agrónomo.

El multimillonario de 66 años, a la cabeza del Grupo Bolloré, una multinacional dedicada al transporte, logística, comunicación y publicidad, fue detenido en el marco de una investigación sobre la obtención de la gestión de puertos en Lomé (Togo) y Conakry (Guinea), según lo reveló el diario francés Le Monde.

Los investigadores sospechan que el Grupo Bolloré utilizó su filial de comunicación y publicidad, Havas, para brindar servicios subfacturados de consejo a dirigentes africanos como el mandatario de Guinea, Alpha Conde, o el presidente de Togo, Faure Gnassingbé. A cambio de esto, la empresa de Bolloré habría obtenido concesiones portuarias en las capitales de estos países africanos.

En abril de 2016, las autoridades francesas realizaron un allanamiento en el edificio Bolloré de Puteaux, un suburbio de París, sede del grupo Bolloré Africa Logistics. Ahí habrían encontrado documentos que permitieron su detención y la de dos otros dirigentes: el director general del grupo Bolloré, Gilles Alix, y el responsable del polo internacional de Havas, Jean-Philippe Dorent.

En un comunicado, el grupo francés negó “formalmente” cualquier irregularidad en sus actividades en África.

“El grupo Bolloré desmiente formalmente que su filiar de la época SDC África haya cometido irregularidades. Los servicios relativos a esos pagos fueron realizados de forma transparente”, indicó el grupo.

El grupo Bolloré, en parte especializado en logística portuaria, lleva operando en África desde hace más de 30 años. Bolloré Africa Logistics, la filiar africana del grupo, gestiona solo o con empresas asociadas un total de 16 puertos marítimos y 23 terminales terrestres.

Las sospechas hacia el grupo francés surgieron a partir de otra investigación que realizaba la Justicia sobre Francis Pérez, presidente de un conglomerado hotelero galo con amplia presencia en África; entre sus amistades figuraba Jean-Philippe Dorent, quien en 2010 fue responsable de la campaña presidencial de Alpha Condé en Guinea Conakri.

Una vez electo presidente, Condé puso fin por decreto al contrato con la empresa concesionaria hasta ese momento del puerto de contenedores de Conakri, la francesa NCT Necotrans, y se la confió algunos días más tarde a Bolloré, lo que provocó una guerra judicial. Al punto que Bolloré debió pagar más de 2 millones de euros en el 2013 a NCT para cerrar el litigio.

Dorent fue también el responsable de campaña de Faure Gnassingbé,el presidente de Togo, que sucedió a, su padre Gnassingbé Eyadema en el poder. Casualmente, el año de su reelección, el 2010, el grupo Bolloré se hizo con la concesión del puerto de contenedores de Lomé, la capital del país, por 35 años. Decisión que también fue contestada por otro de los candidatos.

Gerente del grupo que lleva su apellido, Vincent Bolloré es también el jefe de la empresa de TV Canal+, y hasta hace pocos días fue la cabeza de la multinacional Vivendi. Es hijo de empresarios de la región de Bretaña en el oeste de Francia, y una de las 10 mayores fortunas galas.

La parte más visible de su imperio son los medios de comunicación incluida la cadena de noticias CNews, los autos eléctricos públicos Autolib’ o la publicidad con el grupo Havas. Menos se sabe de sus concesiones en África o sus funciones en la distribución de energía.

Bolloré es criticado por la gestión radical que ejerce cuando adquiere nuevas empresas y sus vínculos con la política, sobre todo el préstamo de un yate al ex presidente Nicolás Sarkozy después de su elección, que pesó fuerte en el currículo del ex mandatario.


 

Galerías y vídeos portuarios