Wallenius Wilhelmsen Logistics traslada avión Bristol Type 170 Freighter hasta Bristol ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Wallenius Wilhelmsen Logistics (WWL) realizó el traslado del avión carguero Bristol Type 170 Freighter, desde Nueva Zelanda hasta Bristol (Reino Unido).

Es así que WWL fue el encargado de movilizar durante 28 días, por medio de sus buques  Talisman y Tiger, las partes de la aeronave construida en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial para ser entregados al museo Aerospace Bristol de la localidad británica.

La operación comenzó con la desmantelación del Bristol Type 170 Freighter por parte de los ingenieros de Royal Air Force de Auckland (Nueva Zelanda) para facilitar su traslado. Desde el Puerto de Auckland se embarcaron las piezas en el buque Talisman para zarpar rumbo a Singapur, donde sería descargado en un almacenamiento temporal antes de embarcarse a Europa.

Tras arribar a Singapur, el avión carguero fue embarcado a la nave Ro-Ro Tiger para iniciar su travesía de 28 días hasta llegar a Bristol.

Bill Morgan de Aerospace Bristol, señaló que “devolver el carguero a Bristol fue de gran importancia histórica. Esta fue una oportunidad única en la vida de llevar un Type 170 de regreso al Reino Unido y ponerlo en exhibición pública, donde ayudará a inspirar a la próxima generación de ingenieros”.

Morgan destacó el operativo desplegado por WWL durante el traslado de las piezas del avión, ya que “nuestra experiencia es en la preservación de aviones y no en la logística, por lo que se nos ofreció un servicio puerta a puerta. El avión estuvo encubierto durante todo el viaje, ya sea en un barco con aire acondicionado o en el área de almacenamiento especializada en Singapur”.

Nick Bryan director en Francia, Benelux y Sur de Europa y Mediterráneo de WWL, indicó que “habiendo crecido en la zona y conociendo la importancia del papel de Bristol dentro de la industria de la aviación británica, es maravilloso haber jugado un pequeño papel en el sueño de muchas personas de traer de vuelta un pedazo de historia de 63 años de un aeródromo. En Auckland hasta su lugar de nacimiento para que el legado de Filton pueda continuar por generaciones”.

“La presencia global de WWL, la vasta red de transbordo y la experiencia de la industria significaron que podíamos ofrecer una propuesta de punta a punta repleta de valor. El personal sobre el terreno en Nueva Zelanda, Singapur y el Reino Unido coordinó los esfuerzos, que también involucraron soluciones locales de terreno”, cerró Bryan.

 

Cabe destacar que tras su llegada al museo Bristol, la aeronave comenzó un programa de restauración, el que se espera que tome alrededor de tres años de remodelación antes de que pueda ser disfrutado por el público.


Galerías y vídeos portuarios