https://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado.jpg

https://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/02/PP-head-centrado2.jpg

 
 

Rodrigo Olea realiza un positivo balance del año 2015 en Puerto Central

olea

Rodrigo Olea, gerente general de Puerto Central

A pesar de los efectos de la crísis económica y la contracción de 20% que ha manifestado la importación de vehículos en Chile, Rodrigo Olea, gerente general de Puerto Central, concesionario del terminal multipropósito del Puerto de San Antonio, aseguró que el año se cerrará de manera “extremadamente positiva”.

De hecho, el 2015 -que se inició con un prolongado paro de trabajadores eventuales- ha sido un año de profundas transformaciones en el terminal que ha mejorado las relaciones laborales mediante un proceso de contratación y que ha culminado la primera fase de expansión al completar los primeros 350 metros del nuevo muelle Costanera.

Según Olea, el año culminará “de manera extremadamente positiva. Por un lado, la relación con nuestros trabajadores que hoy día tenemos cerca de 400 personas con contrato permanente, cerramos con ellos tres negociaciones colectivas sin ningún ruido, sin ningún conflicto, se incorporaron un sinnúmero de beneficios que siempre estuvieron disponibles para entregar a la gente, hoy día hay seguro de salud para la familia del trabajador. Hoy día van a haber muchas personas que, por primera vez en la vida, van a salir de vacaciones, algo a lo que todos, probablemente, estamos acostumbrados, ellos lo van a experimentar por primera vez, salir con vacaciones pagadas”.

“Desde el punto de vista de las obligaciones del contrato (de concesión) también, esta obra implicaba ciertas dificultades, fuimos capaces de sortearlas junto con el apoyo de la comunidad, de Epsa, del alcalde (Omar Vera), que siempre nos ha apoyado y se ha sentido muy comprometido con esta inversión. Le cumplimos al Estado y cumplimos nuestro contrato en lo que se refería a las fechas de entrega de esta obra, han llegado los equipos y estamos muy contentos”, agregó.

Desde lo operacional, el ejecutivo manifestó que el cierre del año no será el mejor debido al debilitamiento de la economía, lo que ha significado en una contracción de las cargas de importación que son recibidas por el terminal portuario, escenario que podría prolongarse -a su juicio- en 2016.

“Se ve malo, el año que viene se ve muy complicado. Las cargas de importación que son, básicamente, las que nosotros hacemos siguen dando los clientes señales de debilitamiento en términos de menores volúmenes, hay en la carga en contenedores también, si bien es cierto no es tan dramática la caída porque estamos en la etapa de navidad y fin de año, pero también las señales  no son auspiciosas, la carga no ha aumentado y vamos a enfrentar un 2016 en términos de carga relativamente complejo”, sinceró. 

En términos de cifras, Olea comentó que “vamos a cerrar del orden de las 280 mil unidades de autos, vamos a haber transferido en total 1 millón 700 mil toneladas que es muy similar al del año 2014. Este año ganamos dos servicios que no teníamos el año anterior y de ahí el aumento (en relación a 2014), pero en general el mercado total (automotriz) ha caído en 20%”. 

En relación al próximo año, y pese a las bajas expectativas respecto del flujo de carga, Rodrigo Olea sostuvo que en la empresa están “bastante tranquilos”, ya que están preparados para los desafíos futuros en los que deberán demostrar a los clientes una alternativa dentro del competitivo mercado portuario de la Región de Valparaíso.

“Estamos bastante tranquilos, por una parte, porque estamos preparados, pero por otro lado, esta baja hace que ciertos indicios de congestión que existían desaparezcan momentáneamente. Somos un terminal nuevo, tenemos que mostrarle al mercado y a los clientes de lo que somos capaces de hacer, indudablemente tenemos los mejores equipos, yo digo medio en broma y medio en serio que a todos los gusta andar en un auto nuevo y este es un Mercedes nuevo, así que vamos a esperar con bastante entusiasmo lo que va a suceder en los próximos meses”, aseveró.

Consultado sobre cuántas líneas navieras de contenedores ya han confirmado recaladas a contar de marzo cuando entre en operaciones el nuevo muelle, Olea prefirió no entregar detalles por el momento “por lo estrecho de la competencia”.  

https://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/07/bannerSanAntonio760x100_v3.gif

 

Rodrigo Olea realiza un positivo balance del año 2015 en Puerto Central

olea

Rodrigo Olea, gerente general de Puerto Central

A pesar de los efectos de la crísis económica y la contracción de 20% que ha manifestado la importación de vehículos en Chile, Rodrigo Olea, gerente general de Puerto Central, concesionario del terminal multipropósito del Puerto de San Antonio, aseguró que el año se cerrará de manera “extremadamente positiva”.

De hecho, el 2015 -que se inició con un prolongado paro de trabajadores eventuales- ha sido un año de profundas transformaciones en el terminal que ha mejorado las relaciones laborales mediante un proceso de contratación y que ha culminado la primera fase de expansión al completar los primeros 350 metros del nuevo muelle Costanera.

Según Olea, el año culminará “de manera extremadamente positiva. Por un lado, la relación con nuestros trabajadores que hoy día tenemos cerca de 400 personas con contrato permanente, cerramos con ellos tres negociaciones colectivas sin ningún ruido, sin ningún conflicto, se incorporaron un sinnúmero de beneficios que siempre estuvieron disponibles para entregar a la gente, hoy día hay seguro de salud para la familia del trabajador. Hoy día van a haber muchas personas que, por primera vez en la vida, van a salir de vacaciones, algo a lo que todos, probablemente, estamos acostumbrados, ellos lo van a experimentar por primera vez, salir con vacaciones pagadas”.

“Desde el punto de vista de las obligaciones del contrato (de concesión) también, esta obra implicaba ciertas dificultades, fuimos capaces de sortearlas junto con el apoyo de la comunidad, de Epsa, del alcalde (Omar Vera), que siempre nos ha apoyado y se ha sentido muy comprometido con esta inversión. Le cumplimos al Estado y cumplimos nuestro contrato en lo que se refería a las fechas de entrega de esta obra, han llegado los equipos y estamos muy contentos”, agregó.

Desde lo operacional, el ejecutivo manifestó que el cierre del año no será el mejor debido al debilitamiento de la economía, lo que ha significado en una contracción de las cargas de importación que son recibidas por el terminal portuario, escenario que podría prolongarse -a su juicio- en 2016.

“Se ve malo, el año que viene se ve muy complicado. Las cargas de importación que son, básicamente, las que nosotros hacemos siguen dando los clientes señales de debilitamiento en términos de menores volúmenes, hay en la carga en contenedores también, si bien es cierto no es tan dramática la caída porque estamos en la etapa de navidad y fin de año, pero también las señales  no son auspiciosas, la carga no ha aumentado y vamos a enfrentar un 2016 en términos de carga relativamente complejo”, sinceró. 

En términos de cifras, Olea comentó que “vamos a cerrar del orden de las 280 mil unidades de autos, vamos a haber transferido en total 1 millón 700 mil toneladas que es muy similar al del año 2014. Este año ganamos dos servicios que no teníamos el año anterior y de ahí el aumento (en relación a 2014), pero en general el mercado total (automotriz) ha caído en 20%”. 

En relación al próximo año, y pese a las bajas expectativas respecto del flujo de carga, Rodrigo Olea sostuvo que en la empresa están “bastante tranquilos”, ya que están preparados para los desafíos futuros en los que deberán demostrar a los clientes una alternativa dentro del competitivo mercado portuario de la Región de Valparaíso.

“Estamos bastante tranquilos, por una parte, porque estamos preparados, pero por otro lado, esta baja hace que ciertos indicios de congestión que existían desaparezcan momentáneamente. Somos un terminal nuevo, tenemos que mostrarle al mercado y a los clientes de lo que somos capaces de hacer, indudablemente tenemos los mejores equipos, yo digo medio en broma y medio en serio que a todos los gusta andar en un auto nuevo y este es un Mercedes nuevo, así que vamos a esperar con bastante entusiasmo lo que va a suceder en los próximos meses”, aseveró.

Consultado sobre cuántas líneas navieras de contenedores ya han confirmado recaladas a contar de marzo cuando entre en operaciones el nuevo muelle, Olea prefirió no entregar detalles por el momento “por lo estrecho de la competencia”.  

https://portalportuario.cl/wp-content/uploads/2017/07/bannerSanAntonio760x100_v3.gif
Galerías y videos portuarios

Galerías y videos portuarios