Argentina: Analizan rescisión de contrato de ampliación del Puerto de Ushuaia ¿Encontraste un error? Avísanos


El presidente de la Dirección Provincial de Puertos (DPP), Néstor Lagraña, aseguró que están analizando la posibilidad de rescindir el contrato de ampliación del Puerto de Ushuaia producto de los retrasos de la empresa encargada de las obras del proyecto.

“Hasta el momento está en discusión y no se ha suspendido nada. Tuvimos la visita de autoridades nacionales hace un par de días y yo estuve la semana pasada en Buenos Aires porque no se está cumpliendo con los plazos de ejecución de la obra”, indicó Lagraña a Radio Provincia.

Tal como recoge Sur 54, la autoridad de DPP comentó que “se está trabajando para tomar una definición. El compromiso era que para esta temporada tenía que haber por lo menos unos 50 metros de muelle y, al paso que va, vemos que no se va a concretar”.

En este contexto, Lagraña señaló que “nosotros tenemos compromisos asumidos con líneas de cruceros que han cambiado su barco por uno de mayor porte que duplica la cantidad de pasajeros, y estamos todos preocupados porque tenemos que dar una respuesta”.

“Estamos trabajando contrarreloj para hacer una batimetría en el lugar, que le asignaría un sitio de atraque al buque de Royal Caribbean, que tiene 317 metros de eslora. La batimetría se va a hacer en el extremo sur del muelle, a más tardar en la primera semana de junio. Estamos ultimando la coordinación para traer todo el equipamiento, contratar la señal satelital para realizar este trabajo con la mayor precisión posible. El informe final se pasaría a la línea de cruceros para que lo evalúe”, explicó.

En tanto, respecto a las obras que se encuentran paralizadas por más de dos semanas, el líder de la Dirección Provincial de Puertos manifestó que “con relación a la obra, se va a tomar una definición a corto plazo”.

“La empresa hizo dos estudios de suelo y nosotros solamente brindamos el equipo técnico, porque el contrato, la certificación, está a cargo del estado nacional. Tratamos de colaborar para buscar la mejor alternativa. La decisión política es que la obra se hace, pero la empresa no está cumpliendo con los plazos de ejecución. En caso de rescisión del contrato, lo define Nación”, enfatizó.

Problemas con la empresa

Lagraña, al mismo tiempo, resaltó que la decisión de rescisión del contrato no pasaría por temas económicos, sino más bien por incumplimientos de los plazos acordados entre ambas partes.

“Acá no pasa por una situación económica porque Nación cumplió en tiempo y forma con el anticipo. Lógicamente si no hay avances en la obra, no va a haber certificaciones y por ende no va a haber pagos. Primero plantearon el problema de los pontones, los que trajeron no sirvieron y terminamos con pontones uruguayos; después subcontrataron una empresa para el estudio de suelo, que tampoco sirvió; luego hicieron dos perforaciones con otra empresa, y la naturaleza jugó también un papel importante. Independientemente de los imponderables, la empresa no está cumpliendo con los plazos porque no pueden desconocer los riesgos que asumían”, aseguró.

En la misma línea, el presidente de la DPP aclaró que “hoy el contrato está en vigencia y nosotros estamos atentos porque estamos pagando un equipo de inspección técnica de obra. No se canceló del punto de vista legal, pero la preocupación es el incumplimiento de los plazos previstos. Ya pasó un año, tendríamos que haber terminado el quinto estudio de suelo y se hicieron dos. Estamos buscando la mejor salida, para que la obra se haga”.

“Se está evaluando una cesión de contrato y la otra alternativa es una nueva licitación”, cerró Lagraña.


Galerías y vídeos portuarios