CSAV dice rechazar conductas contrarias a la libre competencia

Mediante una declaración pública, la Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) afirmó rechazar “enérgicamente” todas aquellas conductas contrarias a la Libre Competencia. Lo anterior en el marco del requerimiento presentado por la Fiscalía Nacional Económica al Tribunal de la Libre Competencia en contra empresas vinculadas a la
industria del transporte de vehículos que se habrían coludido para “manejar” los precios de los contratos en los servicios de Car Carriers.

“CSAV rechaza enérgicamente todas las conductas contrarias a la libre competencia, no solo porque éstas contravienen la legislación vigente, sino también porque transgreden los valores y principios con los que estamos
comprometidos en todos nuestros negocios”, indica el documento.

Según detalla el escrito,  “en septiembre de 2012, tan pronto la compañía recibió requerimientos de
información por parte de la autoridad de EE.UU. y Canadá, en relación con posibles ilícitos consistentes en acuerdos de cooperación en materia de precios y reparto de clientes entre compañías navieras en el transporte de vehículos hasta esa fecha, el directorio y la administración de CSAV instruyeron una investigación interna para verificar la efectividad de ese requerimiento”.

Esta investigación arrojó indicios de que funcionarios de larga trayectoria en esa área de la empresa habían incurrido en conductas reprochables. Estos acontecimientos reñidos con la legalidad ocurrieron antes de que el Grupo Luksic asumiera el control de la naviera, razón por la cual el directorio de la CSAV decidió prestar colaboración con las investigaciones en curso.

“A partir de ese momento la empresa mandatada por su directorio procedió a colaborar con las investigaciones que se iniciaron en las diferentes jurisdicciones relacionadas. Consecuentemente, la administración separó de sus funciones a las personas involucradas, a quienes se les solicitó cooperar en la investigación de la autoridad y se tomaron medidas para cesar de inmediato con aquellas prácticas, las cuales a esa fecha eran desconocidas por el directorio y la administración de CSAV”, afirma la naviera.

“En el marco de la decisión de colaborar con las investigaciones realizadas en Estados Unidos y Canadá, CSAV procedió en Chile a poner en conocimiento de la Fiscalía Nacional Económica los antecedentes recabados en su investigación  interna, haciendo uso del mecanismo de exención de multa establecido en el artículo 39 bis del Decreto Ley N° 211 de 1973”, agrega la declaración.

En su último punto, Vapores apunta que “CSAV intensificó los mecanismos para asegurar el cumplimiento de la
ley y el respeto efectivo de las reglas que resguardan la libre competencia. Se reforzaron todos los procesos de control interno y el entrenamiento de las fuerzas comerciales, operacionales y de gestión de la empresa alrededor del
mundo”.

Además, la naviera creó el cargo de “Oficial de Cumplimiento”, cuyo foco principal de atención es justamente velar por el desarrollo de la actividad de la compañía con estricto apego a las normas de libre competencia que rigen a la
industria naviera.

La industria del transporte de vehículos representa el 10% de los negocios de la Compañía Sud Americana de Vapores. La empresa, según se informó, reservó 40 millones de dólares para el pago de multas impuestas por las distintas autoridades de libre competencia, entre ellas, las de Estados Unidos, Europa y Asia.

 

 

Galerías y vídeos portuarios