Edición Especial TPS: El compromiso de TPS por aumentar la confiabilidad operativa

En la búsqueda del mejoramiento continuo, la eficiencia y la seguridad, Terminal Pacífico Sur Valparaíso (TPS) ha incorporado prácticas adicionales sobre confiabilidad y gestión de activos, los cuales aportan significativamente en la creación de valor estratégico de la organización.

El concepto de confiabilidad apunta a mantener de forma continua el uso de equipos o sistemas durante un determinado período de tiempo, es decir, se busca alcanzar el alto rendimiento de la infraestructura a través de la certeza de que la maquinaria no presente una falla mientras esté siendo utilizada. Es una tendencia mundial abordar la excelencia desde esta perspectiva, ya que entrega una serie de beneficios a la organización que utiliza estas metodologías y herramientas, las que se transfieren a clientes navieros y, en general, a toda la cadena logística a través de planes operacionales más confiables. Un proceso que también aporta a la eficiencia del Sistema Portuario de Valparaíso.

La confiabilidad de los equipos de TPS es clave para entregar un servicio de calidad asociado al comercio exterior de Chile, por lo que desde el inicio de la concesión esta área estratégica ha ido evolucionando e implementando mejoras. Uno de los últimos hitos que permite alcanzar al terminal el más alto estándar en la industria fue la reestructuración de su área de mantenimiento, que tenía como principal función gestionar cada equipo del Terminal, como las grúas pórticos, equipos portacontenedores, tractocamiones, entre otros. Esta área destacaba por su estructura administrativa especializada.

En la actualidad, este equipo funciona 24/7, además de estar especializado y habilitado para realizar todo tipo de mantenciones, como preventivas, predictivas y reactivas al mismo ritmo que la operación, es decir, sin detenciones. Esta renovada área de mantenimiento la denominamos Confiabilidad, y está conformada por cuatro subdivisiones que soportan esta nueva visión, las cuales son: Control e Instrumentación, Planificación, Confiabilidad y Equipos.

Estas subáreas se enfocan no solo en mejorar los tiempos de reparación, sino que también en la prevención de las fallas, análisis de datos, búsqueda activa de oportunidades de mejora y aprovechar de manera eficiente los tiempos operativos disponibles para trabajar en los equipos. Esto lo han conseguido a través del trabajo colaborativo, análisis y planificación, lo cual también ha permitido minimizar el tiempo fuera de servicio y así aumentar la disponibilidad de los equipos.

Andrés Repetto, gerente de Operaciones de TPS, comentó que: “adicionalmente, estamos trabajando en la mejora de la infraestructura de los talleres de mantenimiento, donde se realizan los servicios a los equipos móviles como grúas portacontenedores y tractocamiones. Las nuevas áreas techadas consideran también suelos lavables, una nueva zona de lavado de equipos, una nueva planta de tratamientos de agua y nuevas oficinas para los equipos de turno. Todo esto en el marco de implementar una cultura 5S, uno de los pilares de la estrategia de confiabilidad”.

Por su parte, Iván Ianiszewski, subgerente del área de Ingeniería y Tecnología de la Información de TPS, expresó que “la reestructuración del área implica nuevas formas de actuar, donde se contemplan nuevas herramientas, un flujo de trabajo diferente y desarrollar acciones más enfocadas en la prevención. Para alcanzar esta perspectiva, durante este tiempo hemos realizado capacitaciones a los supervisores, ya que entendemos que este cambio requiere competencias específicas, liderazgo y pasión; dado que es una transición cultural que requiere de un alto compromiso para alcanzar el éxito”.

TPS ha incorporado nuevas soluciones tecnológicas en sus operaciones, que no solo mejora la confiabilidad de los equipos, sino que también agrega controles que podrían mitigar el riesgo de interacción hombre – máquina. Un ejemplo serían los sensores de proximidad de los equipos y el monitoreo remoto de niveles y horómetros, entre otros.

Pedro Cisternas, jefe del área de Confiabilidad de TPS, aseguró que “luego de reestructurar el área hemos mejorado nuestras cifras respecto a la mantención de los equipos, lo que nos permite seguir impulsando acciones para mejorar y, sobre todo, para continuar aportando al área de Operaciones del Terminal. Uno de nuestros desafíos es lograr el mantenimiento de clase mundial, que se caracteriza principalmente por la eficiencia de los procesos y la mejora continua”.

Para TPS incrementar el nivel de confiabilidad de los equipos requiere de una serie de procesos que están en línea con desarrollar una cultura de mantención a largo plazo, con el fin de no solo aumentar la confiabilidad operativa, sino que también mejorar el servicio de atención a las líneas navieras y a la cadena logística. La gestión del mantenimiento mediante la confiabilidad es una ventaja competitiva que potencia a Terminal Pacífico Sur Valparaíso en su calidad de servicio.

Visítanos en www.tps.cl

Compartir