Estados Unidos acusa a piratas somalíes por intento de secuestro de petrolero en el Golfo de Adén

Por Redacción PortalPortuario/Agencia Reuters

@PortalPortuario


El intento de secuestro de un petrolero en el Golfo de Adén habría sido llevado a cabo por piratas armados somalíes y no por hutíes yemeníes, a pesar del lanzamiento posterior de misiles desde territorio controlado por los hutíes en Yemen, según informó el Pentágono.

“Seguimos evaluando, pero los indicios iniciales son que estos cinco individuos son somalíes”, indicó el portavoz del Pentágono, general de brigada Patrick Ryder. “Claramente un incidente relacionado con la piratería”, añadió.

Un buque de guerra de la Armada de Estados Unidos respondió al llamado de socorro procedente del buque Central Park. Los atacantes fueron llevados a bordo del buque de guerra estadounidense Mason, acorde a lo indicado por el ejército estadounidense. El navío comercial y su tripulación se encontrarían a salvo.

En un comienzo se sospechó que el secuestro de la nave se debía a un nuevo ataque en aguas del Medio Oriente en relacionado con el estallido de la guerra entre Israel y el grupo militante palestino Hamas.

La teoría anterior tomó mayor fuerza cuando se supo que el Central Park era un petrolero gestionado por Zodiac Maritime Ltd, una empresa internacional de gestión de buques con sede en Londres propiedad de la familia Ofer de Israel. El buque con bandera de Liberia fue construido en 2015 y pertenece a Clumvez Shipping Inc, según mostraron los datos de LSEG.

Ryder comunicó que el personal de la Marina de los Estados Unidos disparó tiros de advertencia cuando los atacantes intentaban escapar, pero no hubo heridos.

Asimismo, añadió que había tres barcos militares chinos en la zona pero no respondieron. Reuters no pudo corroborar aquella información con la embajada de China en Washington.

El ejército estadounidense ha dicho que posteriormente se dispararon dos misiles balísticos desde territorio controlado por los hutíes en dirección general al USS Mason y Central Park, pero aterrizaron a unas 10 millas náuticas de los barcos.

“No tenemos claro a quién apuntaban exactamente”, dijo Ryder.

El intento de secuestro del petrolero se produjo tras la incautación de un buque de carga vinculado a Israel por parte de los hutíes, aliados de Irán, en el sur del Mar Rojo.


 

Compartir
Tambien te puede interesar
Array

Translate »