Javier León: Reformas al transporte marítimo

Javier León es vicepresidente de la Cámara Aduanera de Chile


Me encontraba en el Puerto de Houston cuando el Jueves 16 de Junio del 2022 el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, promulgó la Ley de la Reforma de Transporte Marítimo la Ocean Shipping Reform Act of 2022 (OSRA) o Ley Demurrage mostrando el camino a seguir para Chile y para los demás países de América Latina en materia de cómo vigilar los costos en la cadena logística del comercio exterior y de las quejas de los importadores por los cobros en detención y Demurrage.

La ley impedirá que las “compañías navieras se aprovechen de las familias, agricultores, ganaderos y empresas estadounidense”, dijo el presidente Joe Biden en una ceremonia de firma en la Casa Blanca.

“Recogieron las ganancias y los costos se traspasaron, como puede suponer, directamente a los consumidores”, agregó el mandatario.

Precisamente, según reporta el Wall Street Journal, la reciente promulgada ley de reforma del transporte marítimo, aprobada por el Congreso en junio 2022, regula las millonarias tasas impuestas por los terminales durante la pandemia, castigando el retraso en el retiro de contenedores que no tenían como salir del patio por la interrupción en la cadena de suministro, desde la congestión portuaria hasta la falta de transporte terrestre.

La ley OSRA o Ley Demurrage en resumidas cuentas les da más facultades a la Comisión Marítima Federal (FMC) para que pueda vigilar y fiscalizar la eficiencia del proceso de quejas por detención y Demurrage.

El problema es que en Chile no existe ningún organismo donde los importadores chilenos puedan reclamar sobre los cobros de los Demurrge ni de los extra costos de la cadena logística del comercio exterior ; no existe un organismo como la FMC en EE.UU y ni siquiera existe un Sernac del Comercio Exterior donde se pueda reclamar, menos una ley que regule estos cobros, los importadores chilenos están en tierra de nadie y sin posibilidad de reclamar por ningún extra cobro .

En la Comisión de Puertos y Logística de la expresidenta Michael Bachelet el año 2015 ya quedo mencionada la falta de un organismo que pueda fiscalizar y regular este sector y en donde además se planteó también como una urgencia de primera necesidad la creación de una subsecretaría del comercio exterior que pudiera regular o fiscalizar la cadena logística del comex .

Para ponernos a tono con la regulación estadounidense deberíamos partir por crear una institucionalidad que asegure la competitividad en costos y nivel de servicio en el comercio exterior para ello deberíamos mandatar al Comité Nacional de Facilitación del Comercio Exterior (Ministerio de Hacienda) que estudie y resuelva sobre la creación de dos nuevas iniciativas institucionales de tipo nacional.

De esta manera se requiere una Superintendencia de Servicios de Comercio Exterior (Supercomex) que regule la naturaleza y armonización de los servicios de comercio exterior y emita resoluciones sancionatorias fundadas a los agentes públicos y privados.

Asimismo, instruir al Sernac que admita, trámite y defienda los intereses de clientes con problemas de abuso, colusión y otros derivados de servicios de comercio exterior.

Además, de definir un catálogo de servicios privados y públicos críticos para la competitividad del comercio exterior , que incluya como mínimo los servicios navieros , servicios portuarios, servicios públicos de inspección, servicios de almacenes extraportuario y servicios de depósito de contenedores vacíos.


 

Compartir
Tambien te puede interesar
[notas-rel]

Translate »