MSC prevé incrementos en costos por nueva regulación ambiental

Por Redacción Grupo T21

@GrupoT21


La naviera Mediterranean Shipping Company (MSC) advirtió que estaría transfiriendo el costo del cumplimiento de una regulación europea proambiental que prevé incluir al transporte marítimo y que limita la emisión de gases de efecto invernadero, principalmente dióxido de carbono (CO2).

Se trata del EU ETS (European Union Emissions Trading System) que hace referencia al régimen de comercio de derechos de emisión de gases invernadero, creado por la Unión Europea (UE) en 2005 en su lucha por combatir el cambio climático.

El mecanismo establece una cantidad máxima de determinados gases de efecto invernadero que pueden emitir aquellas instalaciones incluidas en este régimen. Dentro de este límite -el cual va disminuyendo progresivamente-, las instalaciones pueden comercializar (comprar o recibir derechos de emisión) en función de sus necesidades, de acuerdo con Aserta, grupo financiero, en un documento de análisis.

Datos de la UE refieren que, desde su entrada en operación, este sistema ha conseguido reducir 35% las emisiones en estas instalaciones entre el 2005 y el 2019. Desde sus inicios, la UE ha ido introduciendo varias actualizaciones a este sistema, estableciendo de manera progresiva metas cada vez más ambiciosas.

Aserta recordó que la Comisión Europea aprobó en julio del 2021 el paquete legislativo “Fit for 55”. El objetivo de la UE con este paquete es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 55% para el 2030. La importancia de esta nueva propuesta legislativa es máxima en el marco del transporte marítimo, puesto que, por primera vez, la UE incluye a este sector en el régimen de comercio de derechos de emisión.

En ese mismo paquete legislativo, la UE fijó un objetivo mucho más ambicioso para el horizonte 2050: conseguir en su territorio una economía de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero.

La discusión en la UE sobre cómo se incorporará la actividad marítima en el ETS aún está en desarrollo.

De acuerdo con un comunicado de MSC publicado en la víspera, actualmente hay al menos dos caminos que los formuladores de políticas están considerando. La Comisión Europea ha propuesto un enfoque gradual para la industria del transporte marítimo durante los próximos cuatro años, a partir del 1 de enero de 2023. Mientras tanto, el Parlamento ha recomendado una aplicación del 100 % desde el principio. La fecha final de inicio de la cobertura aún no se ha determinado, ya que el proceso legislativo aún está en curso.

Así mismo, explicó que la extensión del sistema existente al transporte marítimo incluiría todas las emisiones de los barcos que hacen escala en un puerto de la UE para viajes dentro de la UE, así como el 50% de las emisiones de los viajes que comienzan o terminan fuera de la UE, y todas las emisiones que se producen cuando los buques están atracados en puertos de la UE.

Otra propuesta pendiente que se está debatiendo en las instituciones de la UE extendería el alcance geográfico del área de notificación de emisiones a los puertos dentro de las 300 millas náuticas de las aguas de la UE, de acuerdo con MSC.

Como hacen otras industrias en la actualidad, MSC y otros operadores de barcos comprarían y entregarían permisos de emisión ETS, o permisos de la UE (EUA), por cada tonelada de emisiones de CO2 reportadas bajo el alcance del sistema.

“Si la UE implementa completamente sus planes, anticipamos costos operativos más altos para cumplir. Por lo tanto, planeamos transferir el costo del cumplimiento, como lo hemos hecho con otras formas de costos regulatorios ambientales en el pasado. Esto dependerá del precio de los EUA y de si la participación de la industria naviera se realiza gradualmente a lo largo de varios años o si se requiere al 100 % desde el primer día”, advirtió la naviera.

Así mismo, indicó que realizará los cálculos a partir del día en que la UE introduzca el sistema y los revisará mensualmente, basándose en un índice público de referencia para los precios de la UE. Cada comercio, que comprende una serie de servicios de MSC, tendrá su propia estructura de cobro para la carga entrante y saliente para compensar los nuevos costos derivados de la necesidad de adquirir estos derechos.


Compartir
Tambien te puede interesar


MSC prevé incrementos en costos por nueva regulación ambiental

Por Redacción Grupo T21

@GrupoT21


La naviera Mediterranean Shipping Company (MSC) advirtió que estaría transfiriendo el costo del cumplimiento de una regulación europea proambiental que prevé incluir al transporte marítimo y que limita la emisión de gases de efecto invernadero, principalmente dióxido de carbono (CO2).

Se trata del EU ETS (European Union Emissions Trading System) que hace referencia al régimen de comercio de derechos de emisión de gases invernadero, creado por la Unión Europea (UE) en 2005 en su lucha por combatir el cambio climático.

El mecanismo establece una cantidad máxima de determinados gases de efecto invernadero que pueden emitir aquellas instalaciones incluidas en este régimen. Dentro de este límite -el cual va disminuyendo progresivamente-, las instalaciones pueden comercializar (comprar o recibir derechos de emisión) en función de sus necesidades, de acuerdo con Aserta, grupo financiero, en un documento de análisis.

Datos de la UE refieren que, desde su entrada en operación, este sistema ha conseguido reducir 35% las emisiones en estas instalaciones entre el 2005 y el 2019. Desde sus inicios, la UE ha ido introduciendo varias actualizaciones a este sistema, estableciendo de manera progresiva metas cada vez más ambiciosas.

Aserta recordó que la Comisión Europea aprobó en julio del 2021 el paquete legislativo “Fit for 55”. El objetivo de la UE con este paquete es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 55% para el 2030. La importancia de esta nueva propuesta legislativa es máxima en el marco del transporte marítimo, puesto que, por primera vez, la UE incluye a este sector en el régimen de comercio de derechos de emisión.

En ese mismo paquete legislativo, la UE fijó un objetivo mucho más ambicioso para el horizonte 2050: conseguir en su territorio una economía de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero.

La discusión en la UE sobre cómo se incorporará la actividad marítima en el ETS aún está en desarrollo.

De acuerdo con un comunicado de MSC publicado en la víspera, actualmente hay al menos dos caminos que los formuladores de políticas están considerando. La Comisión Europea ha propuesto un enfoque gradual para la industria del transporte marítimo durante los próximos cuatro años, a partir del 1 de enero de 2023. Mientras tanto, el Parlamento ha recomendado una aplicación del 100 % desde el principio. La fecha final de inicio de la cobertura aún no se ha determinado, ya que el proceso legislativo aún está en curso.

Así mismo, explicó que la extensión del sistema existente al transporte marítimo incluiría todas las emisiones de los barcos que hacen escala en un puerto de la UE para viajes dentro de la UE, así como el 50% de las emisiones de los viajes que comienzan o terminan fuera de la UE, y todas las emisiones que se producen cuando los buques están atracados en puertos de la UE.

Otra propuesta pendiente que se está debatiendo en las instituciones de la UE extendería el alcance geográfico del área de notificación de emisiones a los puertos dentro de las 300 millas náuticas de las aguas de la UE, de acuerdo con MSC.

Como hacen otras industrias en la actualidad, MSC y otros operadores de barcos comprarían y entregarían permisos de emisión ETS, o permisos de la UE (EUA), por cada tonelada de emisiones de CO2 reportadas bajo el alcance del sistema.

“Si la UE implementa completamente sus planes, anticipamos costos operativos más altos para cumplir. Por lo tanto, planeamos transferir el costo del cumplimiento, como lo hemos hecho con otras formas de costos regulatorios ambientales en el pasado. Esto dependerá del precio de los EUA y de si la participación de la industria naviera se realiza gradualmente a lo largo de varios años o si se requiere al 100 % desde el primer día”, advirtió la naviera.

Así mismo, indicó que realizará los cálculos a partir del día en que la UE introduzca el sistema y los revisará mensualmente, basándose en un índice público de referencia para los precios de la UE. Cada comercio, que comprende una serie de servicios de MSC, tendrá su propia estructura de cobro para la carga entrante y saliente para compensar los nuevos costos derivados de la necesidad de adquirir estos derechos.


Compartir
Tambien te puede interesar


Translate »