Rodrigo Yáñez destaca plan de colaboración público-privado que busca avanzar en el desarrollo logístico comercial ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Luis Alonso

@PortalPortuario


Rodrigo Yáñez, socio de Deloitte Chile en el área de comercio internacional e inversiones y exsubsecretario de Relaciones Económicas Internacionales en el segundo mandato del presidente Sebastián Piñera, destacó el Plan de Logística Colaborativa (PLC) del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT) “como un paso en la dirección correcta de avanzar en el desarrollo logístico comercial”.

El abogado se refirió a esta temática durante su participación en la feria Transport 2022, evento realizado en el Terminal de Pasajeros de Valparaíso entre el 27 y 29 de septiembre, instancia donde expuso su presentación titulada “Hubs 2.0”.

Bajo este contexto, Yáñez comentó que “la logística como pegamento del comercio tiene que evolucionar hacia un nivel de innovación mayor que vaya en beneficio de la competitividad y de ponernos a tono de lo que está ocurriendo en otros hub logísticos en el mundo, en otros puertos, a propósito de la facilitación de Comercio 2.0 y 3.0. Ha quedado demostrado a través de distintos estudios que la competitividad de un país guarda estrecha relación con su desempeño logístico y que no solamente se basa en infraestructura o elementos físicos, sino que también en los elementos no físicos, o sea, la capacidad que tienen los servicios de logística para hacer rentable y garantizar un entorno propicio para aquello”.

“Creo que es muy destacable el Plan de Logística Colaborativa (PLC) impulsado por Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones como un paso en la dirección correcta de avanzar en el desarrollo logístico comercial. Este PLC es una instancia de colaboración entre el ámbito público y privado, que busca facilitar la operación entre los distintos actores que participan de la actividad portuaria y de sus servicios asociados”, complementó.

“Es muy importante y esencial contar con instancias público-privadas para una correcta coordinación e implementación de una política de comercio exterior que se apalanque en elementos de facilitación de Comercio 2.0. En ese sentido, redes y plataformas logística agiles y eficientes tienen un impacto positivo para avanzar hacia exportaciones de alto valor añadido, pero también de forma competitiva en el mercado global”, amplió.

Puertos

En relación con lo anterior, pero esta vez enfocado en el rol de los puertos en el comercio, el ex miembro del Consejo del Sistema de Empresas Públicas (SEP) destacó que “son actores fundamentales del tránsito de ese comercio, generan un impacto enorme en la economía de un país y, por lo tanto, la competitividad del transporte marítimo y el crecimiento de ese volumen de productos y mercancías que se mueven, hace y presiona a tener que avanzar en esa línea”.

“El potencial estratégico de los puertos como vectores potenciadores de la prosperidad y el impacto económico también se puede multiplicar si es que integramos plataformas logísticas intermodales. Quiero destacar la relevancia que eso tiene, porque son anfitriones de hubs de innovación, apoyando a las industrias que cuentan con una ventaja comparativa en el territorio”, expandió.

“La incorporación de estos hubs en el entorno de los puertos, en sinergia con las plataformas logísticas, incrementan el efecto positivo de la sociedad para el desarrollo de una economía fuerte y competitiva que esté al servicio de las personas. Un elemento que en concreto ha tomado relevancia es la tecnología de BlockChain, que ha revolucionado la logística en términos de tracking para mejorar la transparencia, aumentar la escalabilidad y mejorar la seguridad. Y en términos del comercio internacional, esta tecnología ayuda a resolver asuntos como la gestión del transporte, la cooperación aduanera, el financiamiento de operaciones comerciales, entre otros”, añadió.

“Lo anterior busca optimizar en términos de costos y tiempos de procesamiento administrativos de la documentación relacionada con el comercio exterior para el transporte. El Comercio 2.0 tiene que ver con la interoperabilidad, el uso de plataformas comunes, el uso de ventanilla única o el Sicex y las distintas plataformas del Gobierno. Al final del día estamos hablando de la digitalización de documentos tradicionalmente físicos que puedan confluir en una plataforma”, aclaró.

“Un aspecto que está en desarrollo y donde creo que los puertos van a tener un rol fundamental que jugar es en el Internet de las Reglas, a propósito de los acuerdos comerciales, que se le ha denominado este Comercio 3.0. Esto quiere decir que los acuerdos bajen al lenguaje de las máquinas, al lenguaje de las distintas redes y computadores que existen para optimizar el uso de las operaciones comerciales”, concluyó.


Compartir




Ver mais conteúdos
Translate »