SAAM Puertos implementa modelo de “licencia laboral” para mejorar sus procesos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


El concepto de “licencia laboral” fue una de las ideas más novedosas que se presentó en la última edición del AAPA Latino que se celebró en la ciudad brasileña de Santos. La idea es una adaptación del licenciamiento social y ambiental que requieren los grandes proyectos de infraestructura, pero aplicado por SAAM Puertos como fundamento para la relación con sus trabajadores.

Así lo comentó a PortalPortuario, el gerente de SAAM Puertos, Mauricio Carrasco, quien participó en el panel “Productividad Portuaria: Experiencias y recomendaciones para optimizarla”.

“Este concepto lo tomamos de los grandes proyectos de infraestructura cuando se va más allá de lo legal y se invita a las comunidades relevantes que afectan este proyecto para establecer un diálogo, para evaluar las implicancias, los beneficios y entender el proyecto en toda su magnitud y, finalmente, buscar una aceptación y una percepción de valor para esas comunidades en esos proyectos. Por eso, tomamos este concepto para esta comunidad que es interna en este caso, porque creemos que es el mismo concepto que hay detrás en el sentido de que nosotros hacemos un montón de iniciativas, de infraestructura, de mejora e iniciativas de productividad que, muchas veces, son resistidas por los trabajadores, si es que no son adecuadamente explicadas, si no son discutidas, donde se entiende a cabalidad cuál es el impacto hacia todos los trabajadores, hacia la compañía y el valor que genera”, explicó.

Consultado sobre cómo han implementado esta práctica para optimizar la productividad de los terminales de SAAM, recientemente comprados por Hapag-Lloyd, Carrasco señaló que “nosotros estamos haciendo, hemos re-instalado esta práctica, este encuentro con los dirigentes, creemos que es una instancia fundamental, que es una muestra de confianza en que tenemos la capacidad de tener un diálogo abierto y constructivo. A veces, las agendas no son predefinidas, pero salen los temas que son relevantes y eso nosotros lo visualizamos siempre como un reflejo de esta mesa de tres patas, el diálogo entre autoridades, gobierno, trabajadores y compañía que creemos que son los participantes adecuados para abordar los temas, desafíos de industria y sectoriales que nos vienen en el país”. 

“Es muy difícil  avanzar en proyectos de transformación de cualquier índole como, por ejemplo, tecnológica como puede ser un nuevo sistema, nuevas herramientas, nuevo equipamiento, una nueva manera de trabajar o un nuevo sistema de trabajo si es que no tenemos la aceptación y el entendimiento auténtico de los trabajadores en este proceso. Si no podemos empujar, hacer inversiones, poner tecnología y herramientas, creo que todos tenemos experiencia en los distintos puertos de que si no hacemos adecuadamente ese trabajo social, este trabajo de incorporación de los trabajadores vamos a limitar o definitivamente hacer fracasar muy buenas iniciativas que están disponibles y que son de beneficio para todos, tanto el terminal y sus comunidades”, profundizó.

Carrasco también apuntó que el trabajo constante de diálogo permite descomprimir las agendas de acuerdo a los diversos intereses, lo que ayuda -a las claras- reducir las fricciones y agilizar los procesos de negociación colectiva.

“Lo que hemos tratado de hacer es hacer un trabajo previo de ir abordando lo temas del día a día, los temas que llamamos higiénicos, sacarlos un poquito a la agenda, ojalá atenderlos con rapidez, con respuestas claras y prepararnos mucho para entender bien y tener una buena interpretación de cuáles son las necesidades, cuales son los dolores, cuales son los objetivos que tienen nuestros trabajadores y ese trabajo  de preparación efectivamente ha resultado en que los procesos de negociación han fluido mucho mejor. Obviamente, esos proceso que tienen a veces momentos de más tensión que otros pero en general nos sentimos mucho más preparados para enfrentar esa conversación, que es una conversación compleja, difícil, a veces, y apoyado en el trasfondo de confianza que hemos ido construyendo”, manifestó. 

“Es decir, hay un proceso detrás, hay una preparación, hay una planificación y hay un trabajo de prepararnos para sentarnos en el correcto ánimo, en el correcto entendimiento de las necesidades para llevar un proceso legítimo de negociación a buenos términos”, enfatizó.


Compartir
Tambien te puede interesar
Array

Translate »