Usuarios de Zofri advierten que fletes entre Asia y el Puerto de Iquique han incrementado ocho veces su valor ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Puerto de Iquique

Hasta en ocho veces han subido los fletes entre las ciudades portuarias de Asia y el Puerto de Iquique, según expuso Darío Blanco, gerente de la Asociación de Usuarios de la Zona Franca de Iquique. 

En conversación con PortalPortuario.cl, Blanco comentó que las tarifas aplicadas por las navieras pasaron de 2 mil dólares el año pasado a 17 mil en las últimas semanas. Lo anterior ha hecho que haya una menor cantidad de productos en las vitrinas del Mall Zofri y que, por ejemplo, autos que ingresaban a Chile desarmados en contenedores sean importados en buques Roll On-Roll Off también a un costo más elevado que en el periodo pre pandemia.

“Zofri tiene un ingreso anual de entre 35 mil a 40 mil contenedores. Esa es la masa crítica. A marzo del año pasado, un flete marítimo entre puertos chinos y la ciudad de Iquique costaba entre 1.500 y 2 mil dólares y hoy valen entre 16 mil y 17 mil dólares”.

Blanco señaló que los más perjudicados son aquellos importadores de productos más voluminosos como los electrodomésticos.

“A todos los importadores de productos grandes les afecta o les golpea más en los costos que a los que traen productos de pequeño volumen. Por ejemplo, los que traen perfumes se ven menos afectados frente a alguien que trae un contenedor con televisiones plasma de 50 pulgadas o refrigeradores, lavadoras, línea blanca en general ni hablar de los que traían automóviles en contenedores y venían cinco vehículos dentro de un contenedor”, explicó.

Respecto de los automóviles que arriban desarmados dentro de contenedores, el representante gremial afirmó que el precio es imposible de manejar.

“Hoy el flete es más caro que el auto, entonces, el costo nunca es traspasable al 100% (al consumidor final). Hay que pensar que un vehículo usado en Iquique, un Mazda Demio que valía 2.500 dólares, hoy día si lo traen en el mismo contenedor va a costar poco más de 5.500 dólares considerando el flete y eso hace que sea imposible que se venda. Entonces, los importadores de vehículos se están arriesgando a traer los vehículos en buques Roll On- Roll Off, porque ahí -por el movimiento de las naves- los vehículos se pueden desprender, chocar y dañarse, pero hoy tienen que hacerlo, porque no hay más alternativa y ahí también ha subido, porque antes valía entre 150 y 300 dólares y ahora está entre 600 y 900”, afirmó Blanco.

“Se supone que toda esta alza es por la pandemia, porque se cierran las fábricas, se cierran las ciudades, se cierran los puertos en China y quedan 1 o dos millones de contenedores atrapados hasta que se levanten las cuarentenas. También hay problemas con las materias primas y falta de materiales como los microchips, entonces hay un problema que es muy serio, pero creo que las navieras han aprovechado ese veranito de San Juan para subir los precios más allá de lo que corresponde, porque no creo la falta de contenedores, los precios tengan que subir ocho veces”, cuestionó.

Otro dolor de cabeza para los usuarios de la Zofri es el reciente bloqueo llevado adelante por los cargadores, ya que -de extenderse el conflicto del cual no forman parte- los importadores que utilizan el Puerto de Iquique se podrían ver expuestos a cobros de almacenaje por parte del puerto y de demurrage aplicados por las líneas navieras.

“La Zona Franca está sitiada. Los cargadores de la Zona Franca tienen tomada desde ayer (martes) y no puede entrar ni salir personal o mercadería, porque está bloqueada y ese bloqueo es una demanda gremial que no tiene que ver ni con la Zona Franca ni con los Usuarios de Zona Franca, sino con el Gobierno. El Gobierno Regional, cuando era Intendencia, les prometió a ellos una cantidad de dinero que es un fondo en que la sociedad administradora ponía la mitad y el Gobierno regional la otra mitad para darle un bono de despedida de 5 millones a 200 cargadores que son trabajadores eventuales, pero el Gobierno no cumplió y los cargadores no encontraron nada mejor que sitiar la Zona Franca”, detalló.

“Entonces, falta mercadería. Por lo tanto, no va a ser una gran Navidad, porque van a faltar los regalos, si se va a comprar por internet hay que hacerlo con tiempo, porque hay problemas con los despachos a nivel mundial. A nivel local, la mercadería está descendiendo en las vitrinas del Mall de Zona Franca y el hecho que esté tomado el Recinto Amurallado, que es donde están las bodegas, hace que no se puedan reponer las vitrinas. Por lo tanto, de aquí a tres o cuatro días no habrá mercadería y los precios se siguen disparando”, añadió.

“Además del alza de los fletes y los sobrecostos, con el Recinto Amurallado tomado no pueden sacar los contenedores del puerto. Los contenedores que habían salido han tenido que volver, ahí hay un costo de remanejo y van quedando en bloques donde no les corresponde el orden de salida por la programación inicial y si pasan los días que corresponde, el puerto puede cobrar almacenaje y las navieras demurrage, entonces vamos a tener, por cada contenedor, un costo de 600 a 800 dólares adicionales por este efecto”, enfatizó.


 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos