APM Terminals deberá devolver terreno que concesionó para construir acceso a megapuerto en Costa Rica ¿Encontraste un error? Avísanos

Debido a un error en los cálculos, APM Terminals deberá devolver al Estado de Costa Rica una franja de terreno que le fue entregada en concesión con el fin de poder ejecutar las obras del camino de acceso al megapuerto que la multinacional holandesa construye en Moín.

Carlos Villalta, ministro de Obras Públicas y Transportes del país centroamericano, dijo que negocian con la compañía holandesa para usar parte del área dada en concesión y corregir el acceso final al puerto, que se corrió de 60 a 80 metros por un mal cálculo en la carretera temporal, consignó Nación.

Dicha obra, de 2,8 km en lastre, se realizó con coordenadas geográficas equivocadas, lo cual provocó la diferencia de hasta 80 metros entre el punto donde finaliza el acceso provisional y el ingreso real al Terminal de Contenedores de Moín. 

El error fue señalado en octubre en un informe de la Contraloría General de la República (CGR). Sin embargo, el Estado sabía del desfase, según Villalta, desde 2015, año en que se abrió la vía.

Kenneth Waugh, gerente general de APM en Costa Rica, confirmó que afinan los detalles de un convenio para que el Estado tome una parte del espacio concesionado para hacer la entrada definitiva al puerto.

“Nosotros les vamos a permitir a ellos (Consorcio del Atlántico) construir dentro del área de concesión asignada a nosotros, de la cual somos responsables (…); ellos deberán mantener las mismas normas de cumplimiento ambiental que manejamos”, explicó.

La franja, que deberá dar APM al MOPT, se definirá más adelante, pues aún no se finalizan los diseños de la carretera.

Terminar la vía de ingreso al puerto es una prioridad para el MOPT, pues, si no está lista en enero de 2018 los exportadores perderán un descuento de $20 por cada contenedor movilizado en el megapuerto.

El Gobierno debe tener listos dos carriles asfaltados en setiembre de este año para la apertura del muelle. En enero de 2018, debe poner en operación otros dos carriles.

Villalta aseguró que este trabajo, contratado por $70 millones al Consorcio del Atlántico (empresas MECO y Puentes y Calzadas), estará listo a tiempo, pese a los problemas detectados por la Contraloría. Una de las fallas es haber dado la orden de inicio con dos meses de atraso.

Además, la CGR llamó la atención del MOPT por deficiencias con el presupuesto del plan, instalación del cableado eléctrico para dotar de electricidad al megapuerto y la fiscalización de obras.

Por último, concluyó que existe el riesgo de que la terminal esté lista, pero la calle de ingreso no.

Aunque el titular del MOPT declaró, en diciembre, que APM posiblemente también se atrasará en la construcción del muelle, Waugh rechazó ese argumento y aseguró que el cronograma de trabajo avanza de buena forma. De acuerdo con la firma, el proyecto tiene un 57% de avance.

En 2014, el MOPT le pidió a APM construir la vía, pero al final se desistió de la idea por un asunto de costos.

Compartir