Bolivia busca convertir a la Hidrovía Paraguay – Paraná en eje de la logística de su comercio exterior ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


El gerente ejecutivo de la Administración de Servicios Portuarios – Bolivia (ASP-B), David Sánchez, señaló el compromiso de la empresa estatal para garantizar la movilización de carga boliviana en el corto y mediano plazo por la Hidrovía Paraguay – Paraná, consolidando toda la logística desde las cadenas productivas hacia un puerto cabecera, como Puerto Busch, vinculado a los espacios cedidos al país en terceros países como Uruguay y Argentina; a fin de generar un desarrollo económico sostenible en la zona.

“Como parte del mandato y la visión empresarial que tenemos, expresamos nuestro compromiso con el pueblo boliviano para generar acciones operativas y comerciales que nos permitan movilizar carga vinculados a un proceso integral logístico con Puerto Busch, como puerto de cabecera, dinamizando el uso de los espacios cedidos al comercio exterior boliviano en Argentina, Paraguay y Uruguay. Esta iniciativa se impulsará a través del Consejo Estratégico (CEAPB-HPP) donde, en base a un marco público privado, se están propiciando sinergias para responder a la expectativa nacional y del oriente boliviano”, aseguró Sánchez.

Con el objetivo de definir un proyecto único en Puerto Busch, la Instancia Técnica del CEAPB-HPP desarrolla un trabajo comprometido para la sistematización histórica de los estudios previos, como insumo para la concertación de un criterio unánime entre los actores públicos y privados sobre tecnología operativa, localización del puerto y normativa portuaria.

“Estamos trabajando en los últimos estudios que se tienen sobre Puerto Busch para esta gestión 2019 a través de instancias de desarrollo, instituciones de financiamiento. Al momento recogemos todos los estudios que se realizaron en Santa Cruz, a nivel de Bolivia, con el objeto de analizar y tomar decisiones sobre la propuesta de trabajo que se debe encarar. Estamos conscientes que, si se piensa operativizar un proyecto completo a corto plazo, se deben analizar las formas en que se intervienen de forma estratégica”, sostuvo el gerente de ASP-B.

En ese marco, la ASP-B proyecta analizar en base al Decreto Supremo 3826 que crea el Consejo Estratégico para el Aprovechamiento de Puerto Busch y la Hidrovía Paraguay – Paraná (CEAPB-HPP) y el Decreto Supremo 2406 que modifica la naturaleza jurídica de la ASP- B de entidad pública a Empresa Pública de tipología Estatal, el modelo de gestión y gobernanza portuaria de Puerto Busch.

“Hacia delante se tiene que definir cuál es el modelo de administración y gestión portuaria, qué tipo de modelo se adoptará entre los sectores público y privado. Para eso, se tiene que garantizar el flujo del movimiento de carga, si pensamos crecer en un 10% a 20% trabajando conjuntamente, vamos a tener que realizar proyecciones mucho más importantes y habrá que ver dónde y cómo vamos a trabajar ese incremento en importaciones y exportaciones”, explicó el gerente ejecutivo de ASP-B.

El Decreto Supremo 3826 plantea en su artículo tercero, inciso sexto, que la Administración de Servicios Portuarios – Bolivia (ASP-B) se constituya como la Instancia Técnica del Consejo Estratégico para el Aprovechamiento de Puerto Busch y la Hidrovía Paraguay – Paraná (CEAPB-HPP). Sánchez enfatizó que la empresa asesorará al consejo y sus representantes en la definición de proyectos, planes y tiempos, entre otros, así como el relacionamiento con puertos privados emplazados a lo largo del Canal Tamengo.

“Como instancia técnica está nominada la ASP-B para coadyuvar definir proyectos, planes, tiempos de intervención del proyecto, localizaciones, inversiones. En ese sentido estaremos trabajando este año; para ello va a ser importante ver cómo se relacionará este puerto con los puertos privados, su conectividad y logística”, sentenció el representante de ASP-B.

Con el objeto de preparar el escenario de trabajo del CEAPB-HPP, la ASP-B viene coordinando reuniones con diferentes navieras, quienes expresaron su interés de trabajar con Bolivia en la Hidrovía Paraná – Paraguay, ofreciendo condiciones óptimas para el comercio exterior boliviano.